Presentan recomendaciones para que AEE pueda cumplir metas energía renovable

imageSAN JUAN – La Asociación de Consultores y Contratistas de Energía Renovable de Puerto Rico (ACONER), presentó el jueves, unas recomendaciones para que la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) pueda cumplir con las metas de generar los porcientos de energía renovable dispuestos por la Ley 82 de 2010.

“Proponemos una enmienda a la Ley 82 para crear un mecanismo viable por medio del cual la AEE pueda adquirir los créditos por la energía generada de los sistemas conectados a medición neta y, que a su vez, estos le cuenten para cumplimiento de las metas de la Cartera de Energía Renovable”, informó el ingeniero Edward Previdi, presidente de ACONER en un comunicado de prensa.

Sostuvo que la Ley 82, conocida como la Ley de Política Pública de Diversificación Energética por Medio de la Energía Renovable Sostenible y Alterna en Puerto Rico, creó lo que se conoce como una Cartera de Energía Renovable que le asigna a la AEE unas metas compulsorias en los por cientos de venta de energía que haya sido generada por fuentes renovables que permitan, a su vez, reducir los altos costos de energía.

“Lamentablemente esta ley no provee alternativas para que cuenten para cumplimiento la producción de los sistemas de energía renovable a proyectos conectados a medición neta que van cada vez más en aumento por parte de los consumidores que buscan un alivio en sus facturas de energía eléctrica. Sabemos de conversaciones sobre posibles propuestas de enmiendas a la ley para dar un paso hacia atrás y reducir los por cientos compulsorios o atrasar las metas”, indicó Previdi.

De igual forma, como parte de la restructuración de la AEE, el representante de ACONER expresó que “esta agencia debe modificar su política pública para permitir una mayor penetración de proyectos de energía renovable de pequeña y mediana escala, interconectados a su red. Este cambio en política pública debe llevarse a cabo por medio de estudios de viabilidad, planificación ordenada y mejoras a la infraestructura de distribución”, sostuvo.

“Desgraciadamente, el tema de la energía renovable en Puerto Rico ha sido secuestrado recientemente por la discusión sobre las fincas de generación a gran escala, ya sea con paneles solares o aerogeneradores”, manifestó Previdi.

En este tipo de proyecto, según explicó, se impacta una gran extensión de terreno para producir energía renovable de manera centralizada y se le vende directamente por medio de un contrato a la AEE. En los contratos ya firmados, una vez la finca comienza a generar energía, el pago de la AEE fluctúa aproximadamente en 15 centavos por cada kilovatio-hora (KWh) que compre para revender, más un incremento anual por la duración del contrato.

“Los altos precios que la AEE pagaría por esta energía se suman a los ya sabidos altos costos operacionales de dicha agencia y tienen como resultado que, aunque 100% de la energía que la AEE venda a los consumidores haya sido generada con proyectos de fincas a gran escala, no haya una reducción significativa en el precio de la energía que pagamos los consumidores”, puntualizó Previdi, a la vez que alertó sobre los planes de los bonistas y la propia AEE de continuar favoreciendo únicamente el desarrollo de estas fincas solares.

Mencionó que a diferencia de las fincas de energía renovable, los sistemas pequeños y medianos en techos de residencias y comercios operan de manera descentralizada, ya que producen la misma energía en el mismo punto donde se va a utilizar. En estos casos, es el mismo (consumidor) quien produce su propia energía y entra en un acuerdo de medición neta con la AEE.

Dijo que en Puerto Rico existen múltiples programas de financiamiento que hacen de estos proyectos una alternativa accesible y económicamente viable. Dependiendo de la forma en que se adquiera el sistema, el usuario podría pagar tan bajo como 12 centavos por cada kilovatio-hora (KWh) por sistema con una durabilidad probada de más de 25 años. Esto se traduce en un ahorro directo al bolsillo del dueño de la residencia, comerciante o industria.

ACONER es una organización sin fines de lucro, fundada en el año 2007, que representa a sobre doscientos pequeños empresarios que actualmente trabajan implantando proyectos de energía renovable distribuida en residencias, comercios e industrias. El objetivo principal de ACONER es fomentar el desarrollo de la energía renovable por medio de generación distribuida en Puerto Rico.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.