MINH reacciona al informe Krueger

Diario:PoliticaSAN JUAN  – El portavoz del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH), Julio Muriente reaccionó ante la divulgación del informe de la economista Anne Krueger sobre la situación fiscal de la isla y las drásticas recomendaciones para solventar la misma.

“Repudiamos decididamente las medidas propuestas por el grupo de execonomistas del Fondo Monetario Internacional (FMI) contratado por el gobierno de Puerto Rico a un costo de cientos de miles de dólares, las cuales constituyen un atentado contra las ya precarias condiciones económicas y sociales del pueblo puertorriqueño.

El domingo en la noche fue divulgado un informe que preparó Krueger, junto con los economistas Ranjit S. Teja y Andrew Wolfe. Los economistas propusieron un plan de ajustes en un plazo de 10 años, así como aumentar impuestos; recortes de hasta 2,000 millones de dólares en gastos públicos y la renegociación de la deuda. Además, el gobernador expresó al periódico The New York Times que la deuda de Puerto Rico era impagable y que los acreedores que no se sentaran a negociar se estarían disparando en el pie.

“Coincidimos en que la deuda de más de 70 mil millones de dólares es impagable, señalamiento que fue hecho por diversos sectores del país hace meses. Esa deuda astronómica es el fruto combinado de la irresponsabilidad administrativa cuatrienio tras cuatrienio, y las enormes limitaciones políticas que tiene Puerto Rico para tomar decisiones libremente sobre su economía”, sostuvo Muriente.

“Llamamos a nuestro pueblo a estar muy atento y a rechazar firmemente las medidas neoliberales, regresivas y antinacionales que se han propuesto para beneficiar a los ricos y a los bonistas y empobrecer cada vez más la población”, añadió.

Entretanto, explicó que la isla está ante una crisis estructural del modelo Estado Libre Asociado y de lo que ha representado la dominación colonial de 117 años de Estados Unidos sobre Puerto Rico. En efecto, la responsabilidad primaria de la situación que sufre el país recae sobre el gobierno de Estados Unidos, “que ha dispuesto a su antojo de nuestra patria”, desde la invasión militar de 1898.

“Por eso las medidas de corto plazo no son la solución. Es hora ya que reconozcamos que lo que Puerto Rico necesita es una transformación profunda y radical, sólo posible con la independencia nacional. Solo entonces podremos diseñar libremente nuestro destino”, concluyó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.