Hacienda explica por qué envía cartas de cobro a fallecidos.

Melba Acosta le dejó un departamento totalmente inoperante, desorganizado y sin ninguna dirección para tan siquiera atender cosas sencillas

Melba Acosta dejó un departamento totalmente inoperante, desorganizado y sin ninguna dirección para tan siquiera atender cosas sencillas

SAN JUAN  – La directora de comunicaciones del Departamento de Hacienda (DH), María Quintero dijo el martes que el envío de cartas de cobro de dicha agencia a personas fallecidas ocurre porque en la base de datos del DH no se informa sobre los fallecimientos en la mayoría de los casos.

“El Departamento de Hacienda, como parte de su deber ministerial, realiza diferentes gestiones de cobro para asegurar que los contribuyentes cumplan su responsabilidad con el país. Para estas gestiones utiliza la información disponible de los contribuyentes en las bases de datos del Departamento. Por tal razón podrían estarse enviando cartas a personas fallecidas, si ésta es la información que consta en nuestros archivos, ya que el Departamento de Hacienda solo puede advenir en conocimiento del fallecimiento de un contribuyente cuando algún familiar o heredero lo informa como parte de un trámite que esté realizando, especialmente sobre herencia y donaciones”, dijo Quintero en declaraciones escritas.

La denuncia fue hecha temprano el martes, por el representante novoprogresista José Aponte Hernández.

“El secretario de Hacienda, Juan Zaragoza, tenía razón, Melba Acosta le dejó un departamento totalmente inoperante, desorganizado y sin ninguna dirección para tan siquiera atender cosas sencillas, mucho menos los complejos asuntos del fisco. Este es un ejemplo craso de lo obsoleto que se encuentran las operaciones de Hacienda. Aquí tenemos evidencia de la carta enviada a un contribuyente que murió hace 11 años, y la información que tenemos es que salen por cientos”, señaló el representante Aponte Hernández en un comunicado de prensa.

El líder estadista presentó una carta que Hacienda supuestamente envió el día 5 de junio de 2015, a un contribuyente de nombre Julio Montalvo Suárez, indicándole que su plan de pago con el Departamento había vencido y que su incumplimiento conllevaría la suspensión de dicho beneficio y la restitución de la deuda original, con los correspondientes interés, recargos y penalidades.

“El problema es que Montalvo Suárez falleció en el 2004, hace 11 años”, dijo.

Explicó que la misiva, firmada por la directora del Negociado de Recaudaciones, la señora Consuelo Vera Negrón, exhorta al fenecido a acogerse a la Ley 44-2015, mejor conocida como la ‘Ley de Incentivos para el Pago de Contribuciones en Antelación a la Transformación Contributiva’, para así evitar un posible embargo de cuentas bancarias, salarios y/o propiedad, entre otras acciones.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.