Gobernador firma proyecto cameral que elimina la renovación automática en los contratos de telefonía e internet sin el consentimiento del consumidor.

internet_access_globe_keyboard_illoEL CAPITOLIO – Con la firma del gobernador Alejandro García Padilla se convirtió en ley el martes, el Proyecto de la Cámara 1989, de la autoría del representante Javier Aponte Dalmau que impide la inclusión de cualquier clausula o notificación en los contratos por concepto de telecomunicaciones, entiéndase telefonía celular o televisión por paga, que permita la renovación automática de esos servicios, sin el consentimiento del usuario o cliente.

‘’Esta medida surgió como reacción a cientos de miles de querellas de usuarios de telecomunicaciones, que una vez vencía el término de su contrato, la compañía que prestaba el servicio lo renovaba automáticamente, sin que mediara autorización alguna para esa acción. Cuando un contrato de esta naturaleza vence, las compañías de telecomunicaciones están llamadas a ofrecer opciones de sus productos, no a imponérselas al cliente, y mucho menos sin la autorización para ello”, destacó el representante en un comunicado de prensa.

Para el presidente de la Comisión de Pequeños y Medianos Negocios, Comercio, Industria y Telecomunicaciones, la telefonía celular y la televisión por paga en la isla se han convertido en utilidades que disfrutan la mayor parte de nuestros conciudadanos ‘’ y en la mayoría de los casos para utilizar estos servicios el ciudadano común suscribe un contrato donde sus condiciones de vigencia no están del todo claros y se prestan para violentar la voluntad del consumidor. Con esta medida, convertida en ley, ya se acabaron los malos entendidos que afectan el bolsillo del usuario de estos servicios’’, acotó Aponte Dalmau.

Con la nueva ley, las compañías de telecomunicaciones que operan en la isla deberán notificar a sus clientes, en el estado de cuenta mensual, por escrito, o por la vía electrónica, la fecha en que ha de vencer el contrato original acordado por las partes.

Los usuarios por su parte, podrán notificar a las compañías de telecomunicaciones con las que suscriban contratos, la terminación del servicio ofrecido, una vez concluya el término estipulado por el contrato original y se le esté facturando al usuario a base de un contrato de mes a mes.

La nueva Ley según el representante Aponte Dalmau entrará en vigor de inmediato, aunque la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones de Puerto Rico tendrá que crear un reglamento al respecto, 90 días después de aprobada la misma.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.