Departamento de Salud ofrece consejos para evitar ataques de calor en los perros

SaludLogo11SAN JUAN – El secretario Auxiliar de Salud Ambiental del Departamento de Salud, Carlos Carazo Gilot, advirtió el lunes a los dueños de mascotas que estas pueden padecer de quemaduras por el sol, deshidratación y, de subirles la temperatura corporal en exceso, padecer del síndrome de ataque agudo por calor (“heat stroke”).

Carazo Gilot ofreció las siguientes recomendaciones para proteger a las mascotas del calor que enfrentamos en esta época:

1. Nunca deje su mascota en un automóvil cerrado. En un día de calor moderado (75° F) la temperatura dentro de un carro puede llegar a 120°F en 30 minutos. En un día de calor la temperatura puede llegar a 160°F en minutos. No suponga que dejar el auto en la sombra, dejar una ventana parcialmente abierta o dejarle agua a la mascota resuelve. No deje su mascota en el auto.

2. Cuando el cemento o asfalto de la carretera esté caliente, mantenga sus mascotas fuera de estas superficies. Al estos andar en cuatro patas quedan más cerca de la superficie caliente exponiendo su cuerpo a la alta temperatura. Además los cojines (“pads”) de la parte ventral de sus patas son susceptibles al calor intenso.

3. Las mascotas pueden deshidratarse en un día caluroso así que se les debe proveer agua fresca en todo momento.

4. En el área de retención de la mascota en el hogar, se debe proveer suficiente sombra para que la mascota pueda escapar efectivamente del sol directo e indirecto.

5. Las razas de caninos de nariz achatada como los bulldogs ingleses, bulldogs franceses, pugs, boston terriers, etc., son afectados por el calor más que los perros de nariz larga. Lo mismo aplica a las razas de gatos con nariz achatada. Este hecho se debe tener en cuenta.

6. Las mascotas de pelos largos deben recibir un recorte de pelo efectivo (“summer trim”) al comenzar la temporada de calor.

7. Las mascotas no se deben incitar a hacer actividades de mucho ejercicio durante la parte calurosa del día.

El doctor indicó que “una vez una mascota comienza a postrarse por calor se observan los siguientes síntomas: respiraciones profundas con sonidos cada vez más pronunciados al inspirar; lengua notablemente pronunciada y tornándose color rojo ladrillo; jadeos al respirar con dificultad; mucha salivación y espuma y dificultad para caminar”.
Según el veterinario, si el animal sigue en esta progresión quedará postrado y pudiera fallecer.
“De presentar esta progresión de síntomas se debe tratar de bajar la temperatura de manera drástica (baños de agua fría constantes, bolsas de hielo en la cabeza, compresas de hielo en todo el cuerpo). Además, recomendamos echar gotas de zumo de limón en su boca para desbaratar la espuma y que la mascota pueda respirar mejor”, subrayó el secretario Auxiliar.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.