Colegio de Abogados rechaza decisión del Supremo federal sobre químico letal

logo-colegio-sin-linea-300x300SAN JUAN  – El presidente del Colegio de Abogados de Puerto Rico, Mark Anthony Bimbela expresó su más enérgico rechazo a la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos, en votación 5-4, que sostiene la constitucionalidad del uso del veneno Midazolam para ejecutar seres humanos.

“El Tribunal Supremo federal básicamente decidió que no hay otras alternativas ‘menos inhumanas’ al uso de este veneno en las ejecuciones que administran algunos estados. Es insostenible que se permita el uso de una sustancia que ha probado ser un castigo cruel e inusitado en la administración de una mal llamada justicia”, dijo Bimbela en declaraciones escritas.

El presidente del Colegio explicó que el Midazolam se utiliza en algunos estados norteamericanos como sedante en la mezcla química para ejecutar por inyección letal. Sin embargo, su uso ha impresionado a observadores pues ha ocasionado un fuerte y prolongado dolor en sus víctimas. Estados como Ohio, Arizona, Oklahoma y el de Florida, con una gran población de puertorriqueños, utilizan ese peligroso sedante en sus ejecuciones.

Por su parte, el presidente de la Comisión sobre Pena de Muerte del Colegio, licenciado Kevin Miguel Rivera Medina, recordó que la tendencia en Estados Unidos era clara hacia el abolicionismo.

“Esta decisión es inhumana y contracorriente. Los estados están volviendo a métodos más trágicos y crueles para aplicar la pena, lo que constituye un retroceso adicional en los derechos civiles de ese país. Cuando el gobierno se convierte en un asesino cruel, su ciudadanía ya ha perdido bastante y no lo diferencia mucho del acto que deseamos condenar”, indicó el letrado.

Rivera Medina, quien recientemente fue electo vicepresidente de la Coalición Mundial contra la Pena de Muerte, también añadió que hay que redoblar la lucha como país por una justicia efectiva, menos retributiva y más restauradora con las víctimas. “Estaremos pendientes, muy en especial a las jurisdicciones con gran cantidad de hispanos en Estados Unidos, para ayudar a abolir este lastre en los sistemas de justicia”, culminó.

Mientras tanto, Bimbela recordó que Puerto Rico abolió la pena de muerte por ley en 1929 y la prohibió en su Constitución en 1952. Los jurados en Puerto Rico han rechazado imponer la pena de muerte en todas las instancias que la fiscalía federal la ha solicitado, imponiendo la cárcel de por vida a quienes han sido encontrados culpables. Actualmente, existen dos casos federales en Puerto Rico pendientes de certificación para pena de muerte. Un total de 19 estados de los Estados Unidos ya han abolido la pena capital. El gobierno federal y la milicia la aplican.

El Colegio de Abogados de Puerto Rico reiteró su compromiso institucional para lograr que la pena de muerte no se le aplique a ningún ser humano más, ni en nuestro país, ni en ningún otro.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.