Cámara aprueba medida para facilitar implementación de legislación en apoyo a las PyMEs

PYMES-300x185EL CAPITOLIO  – Con el objetivo de facilitar los procesos de permisos que deben llevar a cabo las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) para comenzar sus operaciones, la Cámara de Representantes aprobó el jueves, el Proyecto de la Cámara 2398.

Este introduce sendas enmiendas a la Ley 62-2014, denominada “Ley de Apoyo a la Microempresa, al Pequeño y Mediano Comerciante”, para aclarar el lenguaje de la legislación y agilizar aún más los procesos establecidos.

El presidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló Borrás, informó que las enmiendas surgen como parte de un diálogo constante con las agencias y los organismos responsables de la implementación de la Ley 62-2014. Precisó que, en reuniones con la Junta de Apoyo a las PyMEs, se identificó la necesidad de aclarar los procesos de permisos ante las agencias. “Tenemos que garantizar que los pequeños y medianos empresarios no se encuentren con excusas, ni dilaciones innecesarias a la hora de aplicar las disposiciones de la Ley”, enfatizó en un comunicado de prensa.

Sostuvo que el Proyecto 2398 dispone una enmienda a la “Ley de Reservas en las Compras del Gobierno del Estado Libre Asociado” con el fin de aclarar el proceso de retención del uno (1) por ciento de penalidad, cuando una agencia incumpla con el por ciento de reserva de compras del gobierno a las PyMEs. Con la Ley 62-2014, se aumentó a un 20 por ciento el total de la partida asignada a compras del presupuesto general para ser otorgado a microempresas, pequeñas y medianas empresas.

Dijo que una segunda enmienda introducida a la Ley 62-2014 es una aclaración al lenguaje de la “Ley sobre el Programa de Renta Preferencial” para establecer a la Compañía de Fomento Industrial (PRIDCO, por sus siglas en inglés) y la Compañía de Comercio y Exportación como las agencias autorizadas a la adjudicación de las solicitudes de renta preferencial. Adicional, se contempla que, entre las propiedades que podrían cualificar para ser rentadas, estarán aquellas que se encuentran en desuso.

Otras enmiendas a la legislación existente incluyen una disposición para que los fondos establecidos bajo el Workforce Investment Act de 1998 (WIA; a partir del 1 de julio de 2015, Workforce Innovation and Opportunity Act, WIOA) estén disponibles para adiestramiento de empleados de PyMEs. Asimismo, se atempera la “Ley Orgánica de la Junta de Planificación de Puerto Rico” para incluir en la misma las funciones otorgadas por la Ley 62-2014 a la Junta de Planificación.

Mencionó que recientemente, trascendió que la Junta de Planificación adoptó por unanimidad el Reglamento de los Estudios de Impacto Económico Regional, que dicta las políticas económicas y de planificación aplicables para la evaluación de la aprobación o denegación de proyectos comerciales con un impacto significativo en el renglón de ventas al detal y al por mayor. De acuerdo con la Ley 62-2014, el estudio de impacto económico regional será requisito para la evaluación de la aprobación de cualquier proyecto que proponga el establecimiento de ventas al detal y/o al por mayor con unos 65 mil pies cuadrados o más, en el área de venta y almacén, así como cualquier otro proyecto destinado a las ventas al detal de mercancías mixtas con 15 mil pies cuadrados o más.

“Reconozco la capacidad de este sector para promover la economía y crear empleos. De ahí, mi interés en impulsar a las PyMEs a través de medidas legislativas que redunden en su desarrollo y estabilidad. Con las enmiendas incorporadas a la Ley 62, facilitamos y agilizamos los procesos establecidos, potenciando las herramientas efectivas para el progreso de las PyMEs en Puerto Rico”, concluyó el líder cameral.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.