Auditoría revela desviaciones en CST por acuerdos para fondos federales

Segurida-TransitoSAN JUAN  – La contralora Yesmín Valdivieso difundió el miércoles un informe auditoría que notifica desviaciones de ley y de reglamentación con respecto a los acuerdos suscritos por la Comisión para la Seguridad en el Tránsito (CST) para la subvención de fondos federales a entidades externas.

Se trata del informe DA-15-43 que contiene 42 páginas y que cubre el periodo del 1 de julio de 2009 al 30 de junio de 2014.

“El documento de dos hallazgos, incluye un comentario especial el cual señala que la Comisión no utilizó fondos federales disponibles por 44.6 millones de dólares en los años fiscales federales del 2010 al 2012. La National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) había asignado 69 millones de dólares y la Comisión sólo utilizó 24.3 millones de dólares”, dijo Valdivieso en declaraciones escritas.

El informe indica en sus hallazgos, que ninguno de los 295 Acuerdos que por 29 millones de dólares que se otorgaron a 91 entidades del 2009 al 2012 fueron anotados en el Registro de Contratos de la Comisión ni en el Registro de Contratos del Contraloría de Puerto Rico. Esta acción no permite que la información esté disponible para la ciudadanía y es contraria a la Ley 18 del 30 de octubre de 1975 de Registro de Contratos y al Reglamento 33 (Registro de Contratos) del 15 de septiembre de 2009.

Según la auditoría, el examen de cinco Acuerdos con entidades externas por 11.5 millones de dólares reveló que la Comisión no incluyó, en el documento, la cláusula que indica que ninguna prestación podría exigirse hasta tanto el Acuerdo no se hubiese registrado en la Oficina del Contralor. Por otro lado, en cuatro de los Acuerdos por 2.8 millones de dólares, el documento no indicaba de forma precisa y detallada los servicios u obligaciones que se requerían.

La auditoría evidencia además, que en seis expedientes de proyectos relacionados a los Acuerdos, la Comisión aprobó rembolsos indebidos por 172 mil dólares a pesar de que, entre otros, faltaba la firma del director ejecutivo o los gastos se realizaron previos a la firma del Acuerdo.

“Los funcionarios que actuaron como Monitor y Preintenventor revisaron peticiones de rembolso por 1.9 millones de dólares sin examinar los documentos. A tales efectos en los expedientes no se localizó evidencia de hojas de asistencia, tarjetas de acumulación de tiempo compensatorio ni las nominas o cheques cancelados que fueron emitidos a los empleados, entre otros”, señaló la contralora.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.