ASES presenta medidas para aliviar la situación fiscal del Plan de Salud del Gobierno

ASES11SAN JUAN – La Administración de Seguros de Salud de Puerto Rico (ASES) tuvo su día el miércoles, en El Capitolio ante la Comisión de Hacienda del Senado para presentar en detalle el presupuesto asignado a dicha agencia para el año fiscal 2015-2016 y sus recomendaciones para poder lidiar con la situación fiscal por la cual atraviesa el Plan de Salud del Gobierno (PSG).

Según detalló Ricardo Rivera Cardona, titular de ASES, el presupuesto recomendado para ASES es de 2,823,453,000 dólares, lo que refleja una reducción de 280 mil dólares en la Resolución Conjunta para gastos administrativos.

“El año fiscal 2014-2015 constituyó uno de muchos logros y retos para ASES donde realizamos grandes ajustes operacionales y programáticos. Particularmente logramos reestructurar el andamiaje administrativo del Plan de Salud del Gobierno (PSG) bajo el modelo de prestación de servicios Organización de Manejo de Cuidado de Salud (MCO, por sus siglas en inglés), una estructura aceptada y en cumplimiento con los requerimientos de nuestra agencia reguladora federal “Centers for Medicare & Medicaid Services” (CMS)”, señaló Cardona en un comunicado de prensa.

“Nos enfrentamos con grandes retos para finales de este año fiscal (2014-2015) y el próximo (2015-2016), especialmente por la falta de una línea de crédito para cumplir puntualmente con nuestras obligaciones, la deuda con nuestros proveedores por servicios prestados al PSG en marzo y la posible reducción de las primas de Medicare Advantage que tiene un efecto en nuestros 250,000 beneficiarios Platino, entre otros”, añadió.

Para poder lidiar con la situación fiscal del PSG, el director ejecutivo de ASES le recomendó a la Legislatura:

Aprobación del presupuesto recomendado de 2,823,453,000 dólares.

Aprobación del Proyecto de la Cámara 2501 donde se enmienda la Ley orgánica de ASES para que pueda obtener una línea de crédito de 150 millones de dólares.

Enmendar la Ley 72 -1993 para clarificar que el presupuesto base de la aportación de los Municipios al PSG es basado en el año 2004-2005.

Enmendar la Ley 72-1993 para canalizar la cubierta de los Policías a través de la Ley 95 y que a su vez se aumente la aportación patronal a 200 dólares mensuales en vez de PSG.

Enmendar la Ley 72-1993 para eliminar la opción de que el PSG sea un producto disponible para los empleados públicos que no sean médico indigentes.

Enmendar la Ley 72-1993 para eliminar el derecho de los municipios de negociar la aportación al PSG cuando éstos tengan facilidades de salud adquiridas del gobierno central.

Con relación al presupuesto, el funcionario explicó que la cantidad recomendada considera la asignación de fondos federales por 1,612 millones de dólares. Esta cifra refleja un incremento total de 599 millones de dólares, comparado al año fiscal 2014-2015, que corresponde a: 1) ajustes por subestimación de fondos federales en años anteriores, 2) aumentos en el pareo de fondos federales como resultado del aumento del porciento de pareo federal, y 3) aumento de beneficios en la cubierta del PSG relacionados con la inclusión de los beneficios esenciales mandatorios por el “Obamacare”. “Es importante puntualizar que este aumento no subsana el incremento esperado por concepto de primas ya que cualquier aumento en fondos federales debe estar atado a un correspondiente aumento en fondos locales. Esta disparidad es subsanada por un abarcador plan de ahorros e ingresos que comenzamos en el 2013, que continuamos durante el año fiscal 2014-2015 y que seguiremos implantando durante el próximo año fiscal 2015-2016”, añadió el director ejecutivo de ASES.

Explicó que dichos fondos federales se reciben a través de la Oficina del Programa Medicaid del Departamento de Salud en donde 1,469,618,327 dólares provienen del Medicaid & Patient Protection Affordable Care Act (ACA); 126,093,149 dólares son asignados por el Medicaid Children Health Insurance Program (CHIP); y 16,501,566 dólares son provenientes del Prescription Drugs Program. Las partidas antes mencionadas están disponibles por reembolso en la medida en que la Administración realice pagos a las entidades de salud y estas a su vez paguen las reclamaciones y otros gastos cualificados para la población Medicaid, según definida por ley, y que se cumpla con el pareo de fondos estatales requerido, cuya tasa efectiva es aproximadamente 55 por ciento de la aportación federal por cada 45% de la aportación estatal.

Según Rivera Cardona “el año fiscal 2014-2015 comenzó con un déficit proyectado de 115 millones de dólares, el cual pudimos controlar llevándolo a cero ($0) a través de distintas iniciativas de contención de costos, tales como: auditorías a las aseguradoras, iniciativas a nivel de farmacéuticas y manejo de excepciones, entre otras. Sin embargo, debido a la incertidumbre creada por la propaganda de líderes de opinión pública, la utilización de marzo 2015 se disparó de una forma desproporcionada (de un promedio de 220 millones a 300 millones de dólares), o sea un incremento de 80 millones de dólares. Esto provocó una desestabilización del sistema, resultando en una nueva proyección de déficit de 50 millones de dólares. Estamos trabajando para cerrar esta brecha pero responsablemente tenemos que informarlo”.

Además recordó que la falta de una línea de crédito desde marzo y el monto adeudado a ASES ocasionó la acumulación de una deuda ascendente a 229 millones de dólares correspondiente a los servicios prestados durante el mes de marzo bajo el antiguo modelo del PSG (TPA, por su siglas en inglés).

Sobre esta deuda Rivera Cardona mencionó que “conscientes de las repercusiones financieras que la deuda ocasiona a los proveedores de salud del Plan, ASES realizó varias acciones para enfrentar la realidad económica, mientras se concreta la emisión de bonos importante para aumentar la liquidez del BGF y se soluciona la situación fiscal de país: 1) dividir las deudas pendientes relacionadas al viejo modelo (TPA) de los nuevos compromisos advenidos a partir del 1 de abril bajo el nuevo modelo de prestación de servicios que comenzó en abril (MCO), 2) establecer un nuevo protocolo con el gobierno federal para hacer disponible el reembolso federal simultáneamente a la certificación de fondos estatales y 3) realizar un acuerdo con las 5 entidades de salud para realizar el pago prorrateado durante el mes y no de manera global a principios de cada mes como está estipulado en los contratos. A su vez, las compañías se comprometieron a realizar los desembolsos a los más de 12,000 proveedores del Plan (médicos, hospitales, laboratorios, farmacias, etc.) según estipulado en sus ciclos de facturación”.

Al 29 de mayo de 2015 la deuda correspondiente a los servicios prestados durante el mes de marzo 2015 ascendía a unos 200 millones de dólares, la cual se divide en 121 millones de dólares en reclamaciones por servicios médicos, 29 millones de dólares en reclamaciones de farmacias y 50 millones de dólares correspondiente a pagos administrativos y de prima a Triple S y APS. En abril 2015 emitimos dos pagos para un total de 40.5 millones de dólares y en mayo 2015 se abonó unos 57.2 millones de dólares, adicionales para un total de 98 millones de dólares lo que reitera, nuestro compromiso de aún con la difícil situación fiscal del país, continuar abonando hasta que se pague el último centavo”, enfatizó Rivera Cardona.

Mientras, aseguró estar al día con los pagos correspondientes a los meses de abril y mayo a las entidades de salud bajo el nuevo modelo de administración MCO, pos sus siglas en inglés.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.