Aprueban medida que beneficia proyecto eco-arqueológico en Mayagüez.

Senado-InteriorEL CAPITOLIO  – El Senado aprobó el jueves, una medida del expresidente Antonio Fas Alzamora para enmendar una ley y ampliar el uso de recursos del gobierno para la creación complejo ecológico-arqueológico del Barrio Quemado de Mayagüez.

El Proyecto del Senado 1296 enmienda la Ley 217 del 2004 que asignaba fondos y una línea de crédito para la creación del Centro de Bellas Artes del Oeste. El proyecto aprobado hoy amplía el alcance de la ley para que los recursos puedan usarse además para el desarrollo del ‘Parque Ecológico Batey Delfín del Yagüez’ en el Barrio Quemado de Mayagüez.

“El Municipio Autónomo de Mayagüez cuenta ya con fondos para emprender el estudio y diseño del ‘Centro de Bellas Artes del Oeste’, según establecido por ley. Los fondos asignados para la etapa inicial del proyecto no han sido utilizados y por esta razón, la medida amplía el alcance de de dichos fondos para fortalecer otras áreas que fortalecerán el turismo y por ende, el desarrollo económico del oeste”, explicó Fas Alzamora en un comunicado de prensa.

El ‘Batey Delfín del Yagüez’ es un extenso asentamiento taíno en los márgenes del Río Yagüez, en el barrio El Quemado, localizado a unos 6.5 kilómetros al este de la bahía de Mayagüez. El lugar es una terraza de origen aluvial de aproximadamente unas cinco cuerdas ubicadas en la parte alta del cauce medio del río. “Por sus dimensiones, se puede considerar como el cuarto de mayor tamaño de los bateyes reportados en Puerto Rico, sólo superado en tamaño por los bateyes de Sabana en Orocovis, Palo Hincado en Barranquitas, y Caguana A (Plaza Principal), en Utuado”, explica el arqueólogo Juan Rivera Fontán, de la División de Arqueología del Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP).

“No es sólo el cuarto en tamaño sino que su iconografía lo sitúa como uno de los más importantes hallazgos de todo el Caribe y el primero de iconografía marina. Se destacan la representación de cuatro figuras de animales marinos. Dos de esas figuras son esculturas de cetáceos, un delfín y una ballena cachalote”.

Rivera Fontán ha estado al frente de la investigación desde hace 15 años, recuerda que en el primer reconocimiento se verificó que la alineación de piedras descubiertas en la finca del Barrio El Quemado “formaba parte de una primitiva construcción indígena asociada a las áreas de bateyes y puede catalogarse como un hallazgo excepcional en los estudios de la arqueología indígena del Caribe”, apunta Rivera Fontán.

El proyecto aprobado hoy, en el cual funge como coautor el senador por Guayama, Ángel Rodríguez Otero, fue aprobado de manera unánime por los senadores del Partido Popular Democrático (PPD) y Nuevo Progresista (PNP) presentes en el hemiciclo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.