Senado inicia evaluación de presupuesto 2015-2016 mediante proceso innovador

IMG_5040EL CAPITOLIO  – El presidente del Senado, Eduardo Bhatia y el presidente de la Comisión de Hacienda y Finanzas Públicas del Senado José Nadal Power, comenzaron el miércoles la discusión del presupuesto para el año fiscal 2015-2016 mediante un proceso innovador para identificar posibles áreas de eficiencia que permitan ajustes en los gastos de las agencias sin afectar los servicios esenciales a los ciudadanos.

“Nuestro esfuerzo tiene que ser no solo decirle a las agencias que tienen que reducir presupuestos, lo que necesitamos es poder identificar áreas para reducir gastos”, comenzó diciendo el presidente senatorial en un comunicado de prensa.

La primera agencia en comparecer bajo esta nueva metodología lo fue el Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR). Durante las cerca de tres horas de trabajo, el equipo técnico de asesores trabajó junto al equipo ejecutivo del DCR para evaluar ingresos y gastos de programas específicos en la agencia y áreas donde se pueden reducir gastos. El secretario interno José Aponte Carro fue cuestionado sobre las razones por las que el número de oficiales de Corrección parece ir en aumento a pesar de que el número de confinados se ha reducido.

“Cuando comenzamos el cuatrienio, heredamos un acuerdo en el caso de Morales-Feliciano, que nos obliga a unir (a la plantilla actual) 1,000 oficiales correccionales. Obviamente van a ver que dentro de este presupuesto van a haber al menos 200 oficiales más” contestó Aponte Carro.

A dicha agencia se le asignó un presupuesto de 449 millones de dólares, según cifras de la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP). El DCR, cuenta además con 8,643 empleados.

A la respuesta del jefe de Corrección, el líder senatorial urgió que se le solicite al Tribunal una revisión del acuerdo bajo el Caso Morales-Feliciano en vista de las nuevas realidades poblacionales del Departamento. “Yo creo que uno de los acuerdos tiene que ser hablarlo con el juez, no puede ser que el acuerdo se base en unos números que no son reales. El número de oficiales debe ser de acuerdo al número de confinados y ese número se ha reducido”.

Aponte Carro aceptó que es esencial lograr un acuerdo para poder realizar la contratación de personal necesario en otras áreas de igual importancia para la atención de los reclusos. De hecho mencionó la necesidad de contratar nuevos trabajadores sociales. Actualmente en las instituciones penales más grandes, hay varios trabajadores sociales con una población de sobre 100 confinados asignados.

En la vista salió a relucir que la reducción proyectada en el presupuesto asignado al DCR no es real puesto que parte de los gastos de la agencia fueron asignados al presupuesto de OGP para que fueran erogados a discreción de esa agencia. Por lo tanto, según los datos provistos la reducción fue solo de un 4 por ciento. La Comisión solicitó al DCR que provea una análisis de su presupuesto con la proyección de ahorros tomando en cuenta la partida reservada en OGP.

Otro de los temas discutidos en la vista fue la cantidad de instituciones correccionales existentes, sus condiciones físicas y la población que atienden. El DCR tiene 35 instituciones con 14,510 camas. De ese total, un promedio de 47 por ciento de las camas están vacías y casi la mitad de estas camas vacías están ubicadas en instituciones juveniles.

Respecto a esto, Aponte Carro aseguró que se está considerando la reubicación de las mujeres en la cárcel de Vega Alta. “Nosotros, teniendo la infraestructura identificada dentro del sistema pues traemos a la mesa esta situación. Podemos reubicar a esta población en lo que comienza la construcción de una nueva infraestructura. Hubo la posibilidad de moverlas a Guayama o a Ponce y las mujeres tomaron la decisión de destruir áreas de la cárcel. El lugar más tétrico de esa cárcel son las máximas. En términos de las juveniles, esas instituciones están en una mejor situación”.

Ante el planteamiento, el presidente del Senado solicitó que se trabaje con un programa comprehensivo de supervisión comunitaria.

El presidente de la Comisión de Hacienda le requirió además a Aponte Carro que establezca una metodología para medir el resultado de los programas de rehabilitación así como de la autorización de horas extras. “Si no podemos medirlo, todo esto resulta en un gasto más que en una inversión”’, dijo Nadal Power.

De igual forma, se solicitó información sobre el proceso de digitalización de los sistemas de corrección.

“Todo esto puede resultar en millones de dólares en ahorros, de eso se trata. Debemos medirnos, yo creo que debemos establecer cuál es la métrica correcta. Llegó el momento doloroso pero real, en que los programas de gobierno que no funcionen hay que eliminarlos. El gobierno no tiene dinero para seguir pagando por programas que no son eficientes”, sentenció Bhatia.

La nueva metodología para evaluar el presupuesto dispone que en los próximos tres meses la Comisión volverá a citar a la agencia para revisar la información provista y repasar los avanzas que han tenido de acuerdo a los requerimientos realizados.

Las vistas de presupuesto continúan el próximo lunes, 1 de junio de 2015, a las 9:30 de la mañana con la presentación del Departamento de Hacienda, el Banco Gubernamental de Fomento, la Oficina de Gerencia y Presupuesto y la Junta de Planificación.

IMG 5040

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.