Senado honra el legado de José Aponte de la Torre

unnamed-1CAROLINA  – Para reconocer y rememorar al exalcalde de Carolina, José Aponte de la Torre, se inscribió su nombre en el edificio estatal de servicios gubernamentales, localizado en calle Fernández Juncos, esquina Arzuaga, en pleno casco urbano de la citada municipalidad, se informó el sábado.

El presidente del Senado, Eduardo Bhatia, participó de la ceremonia de develación de la tarja, junto al senador por el Distrito de Carolina, Luis Daniel Rivera Filomeno, propulsor de la Resolución Conjunta del Senado que dio pie al reconocimiento. También estuvo el primer ejecutivo carolinense, José Aponte Dalmau.

En el acto se subrayó el hecho de que el legado de José Aponte de la Torre no se circunscribió a la obra física que transformó a Carolina en un municipio pujante, sino que trascendió por su particular visión de lo que es gobernar, gestión que concibió bajo la óptica de la inclusión y de las alianzas como mecanismo para alcanzar resultados a favor de la gente.

“La función de José Aponte era lograr que cada uno de nosotros actuara. Él nos inspiraba a cada uno para que fuéramos lo mejor que nosotros pudiéramos ser. La idea no era que él fuera el que gobernara y que hiciera para todos. Él era el que gobernaba pero era el que inspiraba para que todos nosotros hiciéramos por nosotros mismos. Era distinto el concepto de él de gobernar”, dijo el líder senatorial Eduardo Bhatia en un comunicado de prensa.

“Lo que él quería que perdurara no era una placa o el nombre de un edificio, lo que él quería que perdurara es que si vemos el nombre en este edificio, nos acordemos lo que él hacía para hacer lo que él hacía”, agregó Bhatia.

En términos similares se expresó el senador Luis Daniel Rivera Filomeno, quien resaltó la vocación de servicio del “alcalde gigante”.

“Hoy nos congregamos en este lugar para conmemorar la vida de un gigante, de un hombre que con sus ejecutorias trascendió su época y nos dejó un legado permanente en la historia de nuestra ciudad y nuestra patria puertorriqueña, un gigante que abrazó como su máxima principal que la gente tenía que ser dueña de su gobierno, que los ciudadanos no podían quedarse al margen de los asuntos públicos, sino todo lo contrario, que tenían que insertarse en el proceso gubernamental para que de esa forma todos los frutos de la gestión respondieran directamente a las necesidades y a los intereses del pueblo”, apuntó Rivera Filomeno en su mensaje.

De igual forma se destacó que Aponte de la Torre abrazó siempre la bandera de la justicia social y el bienestar del pueblo, lo cual refrendó con acciones, entre ellas la desobediencia civil a favor de la salida de la Marina de la isla municipio de Vieques.

Pero su gestión en pro de los puertorriqueños residentes en la Isla Nena fue más allá. Además de buscar la paz y sosiego de sus habitantes, concibió la creación de clínicas de salud para llevarle los servicios médicos ambulatorios carentes en el dispensario, con personal médico voluntario proveniente de la Isla Grande, identificado por el propio Aponte, además de equipo de salud y ambulancias.

Correspondió a al alcalde José Carlos Aponte Dalmau, cerrar la ceremonia y lo hizo con un discurso lleno de remembranzas, en el que relató la manera particular en la que su padre, José Aponte de la Torre, siempre tuvo para impartir conocimiento y estimular sobre todo a los jóvenes a ser emprendedores.

“Él decía que a la gente había que ensenarle a pescar y no pescar por ellos. Él creía en el potencial sobre todo de los más jóvenes, de los estudiantes. Tenía una fe increíble en los jóvenes, tenía un empeño enorme en abrirle caminos y crearle oportunidades educativas y de superación a nuestros jóvenes en especial a los de limitados recursos económicos, porque nunca perdió su vocación de maestro”, apuntó.

Por último, el primer ejecutivo carolinense selló su intervención agradeciendo a los asistentes, pero agradeciendo a su padre por haber sido “un gran servidor público, un gran alcalde, pero sobre todo un gran padre, un gran esposo, un gran hijo y un gran maestro”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.