Senado aprueba proyecto para prohibir la discriminación contra inmigrantes

Senado de Puerto Rico (Sello Oficial) (Logo)EL CAPITOLIO  – El Senado del Estado Libre Asociado de Puerto Rico aprobó el miércoles, el Proyecto del Senado 1313 que busca prohibir el discrimen contra inmigrantes residentes en Puerto Rico que soliciten servicios de vacunación.

La medida de la autoría del presidente del Senado, Eduardo Bhatia y los senadores José Nadal Power y Ramón Luis Nieves Pérez, dispone que las instituciones médico hospitalarias no podrán pedir información sobre el estatus migratorio como condición para ofrecer servicios de vacunación. En ese sentido prohíbe además que se niegue servicios médico hospitalarios a cualquier persona que esté sufriendo de una condición de emergencia médica o a una mujer que esté de parto, que acuda a la sala de emergencia de un hospital público o privado, por razón de raza, color, sexo, edad, religión, nacimiento, origen o identificación étnica o nacional, ideología política, incapacidad física o mental presente o futura, condición socioeconómica, orientación sexual o estatus migratorio.

De igual forma, el proyecto enmienda la Ley 25-1983, según enmendada, con el fin de prohibir que ninguna escuela pública o privada en Puerto Rico pueda discriminar, contra estudiantes que no cuenten con su certificado de vacunación al día a causa de su estatus migratorio. Además dispone que la institución educativa hará todas las gestiones pertinentes con los padres de los menores para que estos reciban la vacunación requerida.

El presidente del Senado, Eduardo Bhatia, expresó que al no existir una prohibición a la práctica de solicitar información sobre el estatus migratorio de los pacientes a la hora de dar servicios médicos hospitalarios, los padres se ven obligados a no vacunarlos y por ende privarlos de una educación formal.

“A los niños que se vacunan, no se les debe preguntar su estatus migratorio, porque lo que está pasando es que se está discriminando y, entonces, no pueden entrar a la escuela porque no tienen la vacuna. Algunos padres en Puerto Rico cuyos hijos vinieron con ellos; le tienen pánico a que a sus hijos lo vayan a deportar y no los llevan a las vacunaciones”, dijo Bhatia.

Esta medida da fuerza de ley a la Orden Ejecutiva OE-2013-009 que asegura que toda persona habitante en Puerto Rico que acuda a una institución médico-hospitalaria para recibir asistencia en una emergencia médica, sea atendida conforme a la legislación federal y estatal vigente, independientemente de su estatus migratorio.

“Es esa misma responsabilidad la que lleva a esta Asamblea Legislativa a convertir lo ordenado en esa Orden Ejecutiva en ley. Asimismo, es deber de esta Asamblea Legislativa garantizar en cuanto a la situación migratoria de los menores de edad en etapas escolares y preescolar que la falta de documentación sobre la inmunización de este menor, y/o su progenitor, tutor o guardián, no sea impedimento para la educación de estas personas”, expresa el proyecto.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.