Revelan que gran parte de las emisiones de bonos AEE eran para pagar deuda y no para mejoras

foto.diariodepuertorico.com

foto.diariodepuertorico.com

EL CAPITOLIO  – Según el representante Javier Aponte Dalmau, el director de la División de Finanzas de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Luis Figueroa Báez, admitió que esa corporación pública entre el 2000 hasta el presente, utilizó gran parte de los préstamos que realizó “para pagar otras deudas” en vez de realizar obras en las instalaciones.

Supuestamente, las expresiones las hizo el jueves ante la Comisión de Pequeños y Medianos Negocios, Comercio, Industria y Telecomunicaciones, que preside el representante Aponte Dalmau, que realiza vistas públicas en torno a la Resolución de la Cámara 1049, para investigar los efectos de las determinaciones económicas de la alta gerencia de la en la salud fiscal de esta corporación.

“Lo utilizaron para refinanciar deuda, para pagar un préstamo con otro y lo que tenían era un soberano berenjenal financiero del cual los bonistas sabían lo que ellos estaban haciendo y como ellos tenían conocimiento, se beneficiaron de eso para prestarles dinero y comprarles esas deudas a descuento, pero con la expectativa de que se le pagaran a un 100 por ciento, de lo cual no pagaban impuestos, lo que para ellos era un negocio redondo”, señaló el representante en un comunicado de prensa.

A juicio del representante, ejemplo de esa situación sucedió en el cuatrienio del 2009 al 2012, donde se emitió deuda por un total de 4,500 millones de dólares, de los que solo se utilizaron 807 millones de dólares para construcción y el resto fue para el pago de las líneas de crédito solicitados, no tan solo a los bonistas, sino al Banco Gubernamental de Fomento (BGF).

Según Aponte Dalmau “fue una muy mala práctica que beneficiaba a los bonistas. Por eso es que estamos aquí; porque estamos en un proceso donde ha habido un oficial reestructurando la deuda de la Corporación, a petición de los bonistas y nosotros lo que queremos es que la señora Lisa Donahue conozca todos estos hallazgos que nosotros hemos encontrado aquí”.

Apuntó además que otro de los hallazgos fue que los planes de mejoras capitales “no estaban definidos en los estados financieros, hecho que fue admitido por el deponente, quien además no encontró ninguna irregularidad en el hecho de que el consultor de ingeniería externa, el ingeniero George Romano, hijo, ha sido quien por 20 años ha certificado que los dineros que se tomaban prestados eran para el plan de mejoras capitales”.

Aponte Dalmau calificó la situación como “alarmante”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.