Personas de edad avanzada participan en sesión senatorial simbólica

IMG_2715EL CAPITOLIO  – Mayo es el mes de las personas de edad avanzada, por tal motivo el Senado de Puerto Rico recibió el miércoles, un grupo de esta población para celebrarlo en una sesión simbólica. Medio centenar de personas respondieron a la convocatoria de la Comisión de Derechos Civiles, Participación Ciudadana y Economía Social para llegar hasta el hemiciclo senatorial y desde allí representar sus distritos, alzando sus voces con un mensaje de esperanza para el país y reclamos en beneficio de su población.

“Aparte de celebrar, con este evento buscamos devolverle la participación a quienes construyeron a Puerto Rico con menos recursos, ellos son el futuro de Puerto Rico ya que es la población de mayor crecimiento. Por eso son prioridad para este Senado donde hemos aprobado más de veinte medidas para su beneficio, por ejemplo, le dimos garras a la Carta de Derechos de Personas de Edad Avanzada para disuadir la explotación financiera entre otras modalidades de maltrato”, apuntó Rossana López León, ex procuradora de personas de edad avanzada y presidenta de la Comisión de Derechos Civiles, Participación Ciudadana y Economía Social del Senado de Puerto Rico en un comunicado de prensa.

Entre las prioridades de los representantes de la tercera edad figuraron: nuevas leyes que le beneficien en términos de empleo, así como otras formas de mejorar el déficit mensual individual de esta población, el cual un estudio lo estima en 1,500 dólares mensuales.

Durante la sesión, una de las invitadas, Lidya Sanjurjo Torres exhortó “a todos los abuelos a enseñarle valores a nuestra juventud. Nos corresponde a todos”. De igual forma, Silvestre Tellado de 88 años planteó que “hay que buscar la forma de ayudar a las personas de la tercera edad”.

El encuentro reunió cerca de una decena de centros de personas de edad avanzada entre los que se encontraban: Club de Oro de Caguas, Centro Diamantino de Carolina, Centro Jardín del Yunque de Río Grande, El Remanso y el Centro Shalom de Bayamón.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.