Luis Arroyo Chiqués

seilhamer_noticel-300x1502EL CAPITOLIO  – El portavoz del Partido Nuevo Progresista (PNP) en el Senado, Larry Seilhamer Rodríguez, exhortó el miércoles al gobernador, Alejandro García Padilla, a que no firme el Proyecto de la Cámara 2045, aprobado por ambos Cuerpos, que busca otorgar créditos contributivos “ya que es contrario a la política pública de esta administración y en estos tiempos de crisis económica sería un golpe para las finanzas del Gobierno”.

Mencionó que el proyecto radicado hace tan solo dos días para aumentar el Impuesto de Ventas y Uso (IVU) extiende la prohibición de conceder créditos contributivos hasta el 2018.

“Ese proyecto otorga créditos contributivos a dueños de proyectos de vivienda de alquiler que supuestamente van dirigidos a las personas de edad avanzada. Resulta preocupante que un solo proyecto de vivienda asequible que cualifique para el crédito contributivo podría obtener hasta 25 millones de dólares en créditos por año fiscal y hasta 75 millones de dólares en total por todo el crédito concedido. Es una cantidad exageradamente alta, porque de hecho la medida no establece un tope total de créditos a ser emitidos por año fiscal, un asunto medular en este tipo de legislación, sobre todo considerando la situación económica del gobierno”.

El senador añadió que en el Proyecto de Ley, “la edad de una persona de la tercera edad la bajan a 55 años, lo que es contrario, precisamente, a la política pública de este gobierno que aumentó la edad de retiro para los empleados públicos. Además, no es para personas de bajos ingresos porque si están cualificados para vivienda de interés social no son elegibles para este tipo de proyecto. El propio Departamento de Hacienda no favoreció la medida advirtiendo que no es razonable, ni responsable, endosar un crédito donde el gobierno cubra, con cargo al pueblo el 75 por ciento del costo de cada proyecto. Además, el proyecto dispone que las viviendas de alquiler se reserven por solo 10 años y que después los dueños no tengan limitación alguna en cuanto al uso que le puedan dar a una estructura desarrollada. Cabe destacar que la medida obtuvo un pobre historial legislativo, sin estudios o estimados que demostraran su impacto ni justificaran su necesidad y conveniencia. La impresión es que esta medida está dirigida a beneficiar a ciertos desarrolladores porque incluso proyectos y estructuras existentes cualificarían para el crédito contributivo”.

“Me parece que en momentos en los que se propone recortes al presupuesto, eliminación de agencias y una posible reducción en la jornada laboral, sería escandaloso que el gobernador avale esta medida”, concluyó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.