“Lo aprobado fue el peor de todos los escenarios”, dice senador popular

EL PODER ES DEL PUEBLO

EL PODER ES DEL PUEBLO

EL CAPITOLIO – Con 14 votos a favor y 12 en contra, el Senado aprobó el lunes el proyecto de la Cámara 2482 que aumenta el Impuesto de Ventas y Uso (IVU) a un 11.5 por ciento, medida que fue calificada “como el peor de todos escenarios”.

Los senadores populares Antonio Fas Alzamora, Gilberto Rodríguez y Ángel Rosa votaron en contra con voto explicativo, al igual que la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP) y el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP).

En su voto explicativo en contra del proyecto de la Cámara 2482, el senador Ángel Rosa dijo sentir una “amarga decepción” por el desenlace que tuvo la malograda Reforma Contributiva del gobernador Alejandro García Padilla.

“El proyecto (aprobado) no es producto del consenso- en efecto tiene el rechazo de más sectores de los que se opusieron a la propuesta original del gobernador. Este proyecto es el resultado de una imposición por parte de una minoría”, dijo Rosa en parte de su voto explicativo en contra del proyecto, que calificó como “el peor de todos los escenarios”.

El senador calificó la medida como una “herramienta para empeorar la opresión” del sistema contributivo en la clase asalariada del país. De hecho, el senador aseguró que la medida aprobada tendrá el efecto de “quienes menos tienen, terminarán pagando más”.

El presidente del Senado Eduardo Bhatia dijo durante el debate que es necesario que en el país comience a desarrollarse una unidad de propósito para poder atender la crisis fiscal que afecta al país porque sino, el país pasaría a manos extranjeras.

“Mientras no haya un país hablando con una sola voz –y si eso es imposible, pues nos chavamos– los invasores, que quiere quedarse con Puerto Rico porque el país vale, van a ganar. El ejercicio que estamos haciendo hoy, una vez terminado este debate es para tratar de abrir las puertas para que Puerto Rico empiece a trabajar de una forma distinta… estamos en una crisis. O nos ponemos todos a remar para un mismo lado, o Puerto Rico no va a tener solución y salvación”, dijo Bhatia, refiriéndose a los bonistas acreedores del gobierno.

El presidente del Senado reconoció en su turno de debate que existe la posibilidad de que “lo que estamos haciendo tenga muchos defectos”, pero calificando la medida como “el intento más profundo de tratar de evitar entregarle el país nuestro a otra gente”.

No obstante, el portavoz de la delegación de la minoría del PNP, Larry Seilhammer, señaló que el proyecto aprobado viene a sustituir la primera propuesta de reforma contributiva presentada por el gobernador Alejandro García Padilla, pero sin incluir los anunciados alivios contributivos.

Seilhammer recalcó, citando de la exposición de motivos de la Ley 66, que la administración del PPD debía enfrentar la crisis económica no solo con la imposición de nuevos impuesto sino con el recorte de gasto gubernamentales.

En un giro inesperado en el tono del debate, el senador Cirilo Tirado arremetió en contra de la delegación de la minoría del PNP y demandó que “se callaran”, que “mejor no digan nada”, a la vez que acusaba a los senadores de dicha minoría de ser responsables de provocar la crisis económica por la que atraviesa el país.

“Hablar ahora de ni un impuesto más… cuando se tomaron 16 millones de dólares, más casi dos billones del Banco Gubernamental de Fomento, más tomaron siete billones de fondos ARRA, y destruyeron la economía del país… y ahora hablan de ni un impuesto más… ¡que patético! Les debería dar vergüenza a todos ustedes… Callarse la boca e irse del hemiciclo en el día de hoy”, descargó Tirado en contra de sus homólogos en el PNP.

La medida pasará nuevamente a la Cámara de Representantes, en donde el presidente Jaime Perelló ya adelantó que el cuerpo habrá de concurrir con la versión aprobada en el Senado.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.