Inaceptable e irresponsable para el PIP acuerdo del IVU agrandado

SantiagoSAN JUAN  – La vicepresidenta del Partido Independentistas Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago, criticó el viernes el acuerdo alcanzado el jueves en la noche entre el gobernador Alejandro García Padilla y su delegación legislativa para aumentar a 11.5% el Impuesto sobre Ventas y Uso.

“Protestaron como nunca y se entregaron como siempre: ese ha sido el papel de la Asamblea Legislativa en el drama del IVA (Impuesto de Valor Añadido). La consecuencia será el empobrecimiento de los que ya aportan más de lo que les corresponde y la protección a los privilegiados de siempre”, sostuvo.

Según la legisladora de minoría, todos en el País se oponen a la Reforma Contributiva, excepto el gobierno, que según dijo en un escrito por medio de las redes sociales, tenía un informe negativo para el proyecto y aun así lo favorecieron.

“Y es que la debilidad no atiende a razones, por claras que estén. En Puerto Rico clamamos por consensos: pues el consenso está ahí, con el gobierno como único disidente. Y nada tiene que ver con preferencias partidistas. KPMG, la empresa que a un costo millonario preparó el informe que Hacienda no quería hacer público, la inmensa mayoría de los deponentes en las vistas públicas, la oposición política, organizaciones cívicas, la gente en la calle: sectores profundamente diversos coincidimos en que el bolsillo de los ciudadanos promedio no aguanta más”.

Ajuicio de la senadora lo que hay que hacer es “pedirle a los que se enriquecen con la mano de obra que aquí pagan más barato que en EU, a las megatiendas a las que les subsidiamos la nómina, a las empresas a las que se les regala infraestructura, a las corporaciones que se llevan 33,600 millones en ganancia todos los años, que hagan un poco más por el país”.

Para Santiago, el Partido Popular Democrático “prefiere herir a David para salvar a Goliat”, haciendo alución a la situación bajo la cual se da el pacto que viabilizará el aumento en el impuesto. “Es moralmente inaceptable y como dolorosamente nos tocará comprobar, fiscalmente irresponsable”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.