Grandes concentraciones de algas llegan a las costas de Puerto Rico más temprano de lo anticipado

DRNA (Logo)SAN JUAN  — Grandes concentraciones de sargazo llegaron a las costas de Puerto Rico más temprano de lo anticipado, informó el miércoles el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA).

Las manchas de sargazo fueron documentadas principalmente en la costa sur, en Playa Sucia, en Cabo Rojo; en Patillas y en Maunabo, aunque también llegaron a la costa este y la costa norte hasta la laguna del Condado, donde fueron confundidas con un derrame de petróleo.

Este tipo de sargazo proviene del oeste de África por Sierra Leona y cruza por el Océano Atlántico. Luego, sube por Brasil hasta llegar al Mar Caribe. Los científicos adjudican la llegada prematura y las grandes cantidades de sargazo al fenómeno El Niño y a los cambios climáticos.

Durante los pasados años han ocurrido eventos inusuales de fuertes corrientes y tormentas entre los meses de junio y julio que han separado grandes cantidades de sargazo y que por los cambios de corrientes y del viento viajan hacia el Caribe. Como resultado vemos su presencia, en Culebra, en la Isla Desecheo y en las playas del norte y este de Puerto Rico.

El fenómeno, aunque inusual, es un proceso natural que beneficia nuestras playas al protegerla del problema de la erosión que afecta muchas de nuestras costas. Además la vegetación, cuando se compacta, ayuda a estabilizar el perfil de la arena de las playas.

Esta alga es sumamente importante para los juveniles de tortugas marinas y para un sinnúmero de organismos que se alimentan y se reproducen en las grandes concentraciones que se acumulan. Para los pescadores es importante también porque los peces de gran consumo humano como el dorado, lo utilizan como refugio.

A los bañistas se les recomienda tener paciencia y esperar a que pase el evento o acudir a otra playa donde no haya llegado el sargazo.

Si tienen preguntas de cómo atender la acumulación de sargazo en las playas, recomendamos que se comuniquen con los biólogos y técnicos del DRNA al 787-999-2200.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.