Fiscaliza el Senado la transición en Plan de Salud del Gobierno

05-06-15_Vista_Publica_AsesEL CAPITOLIO  – La Comisión de Salud y Nutrición del Senado que preside el senador José Luis Dalmau cuestionó el miércoles, al presidente de Molina Healthcare de Puerto Rico, Federico Gordo, sobre las supuestas fallas en el procedimiento de transición tras adquirir el contrato de plan de salud de gobierno con la Administración de Seguros de Salud (ASES).

En una vista pública en virtud de la Resolución 1 que ordena a la Comisión realizar un investigación abarcadora sobre la prestación de servicios de salud, el senador Dalmau pidió detalles al ejecutivo sobre los problemas denunciados por pacientes e informes de la propia Administración de Seguros de Salud (ASES) en medio del proceso de transición.

“En cuanto a la contratación de proveedores es un proceso que ha seguido desde que comenzamos a fines de año. Todavía estamos finiquitando detalles para ofrecer el mejor servicio que sea posible en Puerto Rico. Actualmente ya tenemos sobre 1,800 proveedores”, expresó el presidente de Molina Healthcare ante el Senado, reseñado en un comunicado de prensa.

Molina Healthcare también expuso los problemas con las tarjetas de los beneficiarios, se debieron a un problema técnico en los sistemas de datos de la compañía. Según Gordo, los números de beneficiarios en el plan de gobierno son de 13 dígitos y sobre 100 mil de esos números comenzaban con cero (0) o dos ceros (00) y los sistemas de datos asumieron que cuando hay ceros frente a un número, no son válidos por lo que los eliminó. Gordo mencionó que tan pronto tuvieron conocimiento del problema notificaron a ASES, los proveedores y farmacias.

Ante preguntas del presidente de la Comisión, José Luis Dalmau, Gordo dijo que Molina espera obtener el contrato con el Hospital Cardiovascular entre hoy y mañana. “Todos los hospitales de gobierno van a estar contratados con Molina, es un requisito que nos encomendó ASES en la contratación. Tenemos ya el Oncológico, el Universitario, el Pediátrico, el Federico Trilla en Carolina y el Hospital Regional de Bayamón también”.

Dalmau cuestionó sobre si también obtendrá un contrato con el Hospital HIMA que cubre unas 80 mil vidas. “No tengo dudas que el Hospital Ryder o el Hospital Menonita no pueden absorber esas 80 mil vidas. Es una preocupación que tengo y los alcaldes de la zona también, cómo se pueden perjudicar o beneficiar a esas 80 mil vidas” explicó Dalmau.

“En realidad no se van a quedar sin acceso, nosotros desde octubre comenzamos negociaciones con HIMA, como usted menciona es un hospital terciario, bien importante, de excelentes servicios en la región, la negociación es un poco más delicada porque suple unos servicios que los otros hospitales no ofrecen y resultan más costosos. Esperamos que esta semana sino hoy mismo tener un contrato con HIMA final” aseguró Gordo.

Por su parte el presidente del Senado Eduardo Bhatia planteó que un buen sistema de salud debe tener tres características: ser accesible, de calidad y costo efectivo. “A donde quiera que yo voy, las personas que más saben de estos temas siempre dicen que usted escoja dos de ellas, pero las tres no las va a lograr. O hay acceso universal y calidad y entonces no lo puede pagar. O lo puede pagar y es de calidad y entonces no hay acceso. O hay acceso y lo puede pagar pero no es de calidad. Escoja dos, pero nunca tres. Y yo creo que la aspiración del sistema de salud de Puerto Rico como fue concebida, bien o mal por la administración de Pedro Rosselló era, ¿cómo logramos acceso, calidad y que sea sufragable? El sistema de salud no es sufragable en Puerto Rico, estamos a punto de un ‘shock’, entonces si no se puede pagar, ¿qué hacemos en este momento?” cuestionó Bhatia.

Gordo reaccionó diciendo que uno de los proyectos que quiere Molina desarrollar en Puerto Rico, es la prevención. El ejecutivo sostuvo que si bien el desarrollo de un plan de salud preventiva puede ser costo a corto plazo, a la larga reduce el dinero que el gobierno paga por paciente.

Otro de los deponentes fue la aseguradora First Healthcare de Puerto Rico que provee servicios ambulatorios de Salud Mental y abuso de sustancias para el plan del gobierno en las regiones este y suroeste, a través de la subsidiaria First Health System (FHS) que a su vez se reporta a Molina Healthcare.

Entre los componentes de FHS están las llamadas sin cargos 24/7, el servicio ambulatorio con un equipo multidisciplinario, terapias de grupos, servicio coordinado y programas de buprenorfina, autismo y condiciones especiales.

“Sobre el 90 por ciento de la población de los beneficiarios llegan a los hospitales psiquiátricos de las regiones. El programa de Buprenorfina está cubierto y en el caso de los programas de autismo, estamos en la contratación de los centros que proveen estos servicios. Tenemos uno en Ponce y otro en el área este. Pero si son programas que manejamos dentro de nuestra cubierta” declaró Juan Manuel Román del área de mercadeo de FHC.

Por otro lado, sobre el sistema de llamadas, José Luis Pi, de FHC afirmó que “tenemos un personal que atiende las llamadas de los asegurados y otra línea que es para atender las llamadas de los proveedores. Ya hay unas métricas establecidas que tenemos que cumplir en término del abandono de la llamada, el tiempo de espera, y el tiempo que tardamos en cada llamada. Sobre el 95 por ciento de las llamadas tienen que ser atendidas en un periodo de 30 segundos desde que timbra el teléfono” aclaró ante preguntas sobre quejas en el pasado sobre la compañía APS que atendía estos casos.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.