Energía eléctrica sin parar

banner-comunicados2Por Frank Moreno

La La zona del Caribe –Puerto Rico incluido- se caracteriza por una época de intensos aguaceros y otros fenómenos climáticos como las tormentas eléctricas que suelen ocasionar grandes molestias en la operación de los comercios, las industrias y la vida en el hogar.

Para reducir esos inconvenientes es necesario tomar las previsiones del caso con soluciones tecnológicas que aseguren el respaldo de energía eléctrica sin parar hasta que nuevamente se restituya el servicio.

En la actualidad existen las herramientas para lograr ese cometido mediante sistemas de vigilancia remota que le permiten al usuario controlar desde su computadora, tableta o teléfono inteligente el estado de un generador de respaldo o recibir notificaciones a tiempo cuando se necesita tomar una decisión de manera inmediata.

Uno de los retos a los que se enfrentan los negocios de misiones críticas es el de mantener energía de reserva automática para seguir operando: Hospitales, bancos, instituciones de gobierno, centros de datos y centros de llamadas de emergencia, por ejemplo, requieren siempre de soluciones industriales que les brinden de un suministro efectivo de energía ante aquellas situaciones de cortes de electricidad más severas.

En el caso las industrias y comercios un faltante de energía eléctrica ocasiona la pérdida de ingresos que, según el nivel de actividad, puede resultar significativa. Aparte se pone en peligro las computadoras y los sistemas de seguridad se apagan con el consecuente riesgo de pérdida de información o daños cuantiosos en los sistemas de refrigeración.

Para el sector residencial un repentino del fluido eléctrico podría significar poner en peligro el esfuerzo de muchos años en artículos electrodomésticos de alto valor e incluso arriesgarnos a un posible incendio por corto circuito.

Sin embargo, ya existen las tecnologías –con un costo accesible y de fácil instalación- para incrementar los niveles de seguridad, evitar daños irreparables y, de paso, apuntarnos un 10 en la meta de tener energía eléctrica sin parar.

 

 

 

 

 

 

 

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.