En tres semanas será legal el uso medicinal de la marihuana

imagesSAN JUAN – Miembros del grupo Red Cannmédica de Puerto Rico, que propone la despenalización del uso medicinal de la marihuana (cannabis), aseguraron el jueves que la secretaria de Salud Ana Ríus está en disposición –una vez se completen unos trámites administrativos mínimos– de firmar una orden declarativa que permitirá el uso medicinal de dicha planta y sus productos derivados por parte de pacientes con enfermedades crónicas y/o degenerativas tan temprano como en las próximas tres semanas.

“En el día de hoy recibimos con mucha alegría de que [la Secretaria de Salud] va a usar el mecanismo de orden declarativa para la reclasificación del cannabis”, señaló Juan Capella Noya, miembro de la Red Cannmédica y uno de los portavoces del grupo, a su salida de una reunión con la funcionaria.

De acuerdo con Ismael Ortiz, otro de los portavoces de la Red, durante la reunión Ríus les informó sobre los requisitos que le imponen las leyes federales y la Ley de Substancias Controladas de Puerto Rico para poder emitir la orden declarativa. Ortiz señaló que la Secretaria aún debe cumplir con unas siete disposiciones, entre las que resaltó identificar al menos nueve estudios de entidades bona-fide sobre los usos terapéuticos del cannabis.

Según el activista, de los nueve estudios Ríus ya ha identificado tres. La Red Cannmédica se comprometió a asistir al Departamento de Salud en esta gestión, y Capella Noya aseguró que entre dos y tres semanas todo debe estar listo para que la Secretaria de Salud firme la orden legalizando el uso medicinal de la marihuana.

“El cannabis es la substancia que más se ha estudiado. No hay fármaco alguno que tenga m´s estudios que se hayan hecho sobre el mismo, que el cannabis. Hay alrededor de unos 20 mil estudios que se han llevado a cabo… Es la planta y la substancia más estudiada en el planeta. Conseguir estudios no es difícil”, aseguró Capella Noya.

Una vez se firme la orden declarativa aquellos pacientes que al momento usan el cannabis para el tratamiento de enfermedades y condiciones crónicas y/o degenerativas –y aquellos que potencialmente pudieran recibir el mismo tratamiento– podrán acudir a un proveedor que oportunamente sea identificado por el estado y obtener el cannabis previa presentación de la correspondiente receta, emitida por un médico autorizado a ejercer la medicina en la isla. Hasta ahora, las personas que usan la marihuana para tratar sus condiciones de salud, la obtienen por sus propios medios y a riesgo personal.

Según Capella Noya, el proceso de receta, distribución, compra y venta del cannabis y cualquier otra substancia legal controlada está regulado por el capítulo 3 de la Ley de Substancias Controladas.

Una vez firmada, la orden declarativa sería la número 32 que se firma autorizando el uso medicinal de fármacos que antes habían sido considerados como ilegal.

La secretaria Ríus no estuvo disponible para recibir a la prensa una vez culminada la reunión con los miembros de la Red Cannmédica.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.