En “shock” la industria de alimentos porque ahora pagarán el IVU agrandado

midaEL CAPITOLIO  – El vicepresidente de la Cámara de Mercadeo de la Industria de Alimentos (MIDA), Manuel Reyes Alfonso se expresó el jueves sorprendido ante la inclusión de casi todos los alimentos en el Impuesto de Ventas y Uso (IVU) de 11.5 por ciento que aprobó el jueves la Cámara de Representantes.

“Hasta hace media hora la política pública expresada en todos los anuncios y en la versiones originales de los proyectos era que los alimentos no iban a tributar. Por qué cambió la política pública pues tendrán que explicarlo. Si hubiésemos salido lo hubiésemos podido explicar”, dijo Reyes Alfonso al culminar la sesión de la Cámara que aprobó con 26 votos a favor y 24 en contra el Proyecto de la Cámara 2482.

El empresario anticipó que será sumamente difícil cobrar el impuesto ya que a los recipientes de la tarjeta del Programa de Asistencia Nutricional (PAN) no se les puede cobrar el impuesto.

“Esto quiere decir que los que tienen el PAN no pagan el IVU y los demás pagarán un 11.5 por ciento más caro”, demandó.

El proyecto, según Reyes Alfonso pone a tributar los alimentos refrigerados, los enlatados y los congelados.

Por su parte, el secretario de Hacienda Juan Zaragoza declaró no tener conocimiento sobre cómo quedó el proyecto aprobado finalmente en la Cámara de Representantes y alegó que los estimados que hizo el Departamento de Hacienda no incluían los alimentos.

“En el estimado de ingresos, los alimentos no tributan”, se limitó a decir Zaragoza.

El Proyecto de la Cámara 2482, provee el comienzo de un periodo de transición hacia un IVA que durará nueve meses a partir del 1 de julio de 2015. Durante el periodo de transición, la tasa de la contribución sobre el consumo bajo el sistema actual será de 10.5 por ciento a nivel estatal y 1 por ciento a nivel municipal. Asimismo, a partir del 1 de octubre de 2015 y hasta terminar el periodo de transición, los servicios entre negocios y los servicios profesionales designados que hoy no tributan, pagarán una tasa intermedia de 4 por ciento bajo del sistema actual.

Según la exposición de motivos de la medida, una vez culmine el periodo de transición, a partir del 1 de abril de 2016, entrará en vigor el IVA bajo el cual la tasa de contribución será de 10.5 por ciento a nivel estatal y 1 por ciento a nivel municipal. Se excluirán del IVA los servicios de educación, servicios médicos, medicinas, alimentos, materia prima, y rentas comerciales y residenciales.

Las enmiendas establecidas fueron el establecimiento de un mecanismo de evaluación al sistema contributivo local que consistirá de la creación de una Comisión de Alternativas para Transformar el Impuesto al Consumo (CATIC). El mismo tendrá como función evaluar distintos modelos tributarios, incluyendo el arbitrio general, y rendir un informe en el cual se establezcan recomendaciones sobre la viabilidad o no de implementar algún modelo como transformación al sistema actual del impuesto al consumo.

El proyecto ahora pasa a la consideración del Senado, el cual con toda probabilidad lo evaluará el viernes.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.