Empleados postales demandan cese a la limitación de horarios en oficinas de correo

SAN JUAN – El presidente de la Unión de Empleados Postales de Puerto Rico, Juan Carlos González, Unknowndemandó el jueves de la gerencia del Correo de Estados Unidos en la isla que desista de continuar con la práctica de reducir el horario de servicios en las oficinas de correo.

“Demandamos de la alta gerencia postal que dejen de estar reduciendo los horarios de servicio para el público. Estamos en una negociación colectiva actualmente y estamos reclamando un mejor servicio para el público”, señaló González, quien denunció la posibilidad de que se pueda extender a la isla la práctica del cierre de oficinas de correo y consolidación de plantas de procesamiento, tal como se ha hecho en Estados Unidos.

De acuerdo con el líder sindical la reducción en los horarios de servicio y la consolidación de operaciones redunda en el deterioro del servicio postal a los usuarios. En la isla los horarios de servicio de varias oficinas de correo se han reducido y en 2011 se consolidaron las operaciones de la planta de procesamiento del AMF, en Carolina.

“Esto redunda en un mal servicio… Hay menos personal, por eso es que cuando vamos hay las filas tan largas, vemos que los paquetes se están tardando más de lo que se tardaban usualmente, y esto es a consecuencia de lo que está haciendo el correo”, aseguró González a la vez que denunció que las acciones de la gerencia pueden responder a la intención de privatizar el servicio de correos federal.

González reconoció que el desarrollo de nuevas tecnologías ha afectado el flujo de correo, sin embargo recalcó que aunque se ha registrado una baja en el envío de cartas, el envío de paquetes ha aumentado un 14 por ciento. González explicó además que el correo no recibe ni un solo centavo del gobierno de Estados Unidos y es totalmente autosustentable. De acuerdo con el portavoz de los empleados postales en la isla, el correo ha reportado ganancias de más de 1.4 billones de dólares en lo que va del año fiscal federal.

Según González, el Servicio Postal de Puerto Rico cuenta con unos 5,000 empleados postales, organizados bajo cinco sindicatos o uniones diferentes.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.