DACO finaliza revisión de reglamento sobre anuncios engañosos

Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) (Logo)SAN JUAN  – El secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), Nery Adames Soto, anunció el viernes el final de la etapa de revisión del Reglamento contra Prácticas y Anuncios Engañosos (RCPAE).

En un parte de prensa, se indicó que el documento legal, que es uno de los más usados en la agencia y cuya última revisión fue hace seis años, fue sometido el jueves en la tardes al Departamento de Estado para continuar con el proceso de aprobación antes de su implementación en 30 días.

Se dijo que uno de los aspectos enmendados que trata el nuevo reglamento, es el de venta especial. “Ahora, cuando se anuncien en el shopper, por ejemplo, productos a precio regular o artículos que no forman parte del inventario regular del negocio, y que por lo tanto no caen bajo de definición de venta especial, el comercio tiene que describir el tipo de venta, especificar que no aplica raincheck o artículo sustituto, las cantidades disponibles del producto, y separar los productos por secciones o colores en el shopper, lo que supone una mayor claridad en la descripción de los artículos que promueve una tienda”, indica el documento.

Otra revisión fue en la Regla 13 B. Bajo el reglamento vigente, en un shopper de siete días, hay negocios que solo garantizan un producto por una hora. La nueva regla establece que en un shopper de siete días, el mínimo de tiempo garantizado no será menor de tres días.

“La revisión que hoy presentamos constituye largos meses de esfuerzo y dedicación para atemperar a estos tiempos prácticas comerciales que sean justas para el consumidor. Hemos creado un balance entre el comercio y el cliente en el que se fortalezca una relación de respeto y cordialidad entre ambos”, estableció el secretario Adames.

Se supo que en el reglamento sometido, la agencia también adoptó recomendaciones de la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) sobre la letra pequeña al pie de los anuncios. Los parámetros que se acogieron expresan claramente que la letra pequeña no puede contradecir el anuncio principal.

Por otra parte, en cuanto a la divulgación en los anuncios de vehículos de motor, se establecieron nuevos requisitos que atienden dificultades que los consumidores han expresado en sus querellas.

De igual forma, se buscó situar al consumidor en una mejor posición frente a las notas aclaratorias de los comercios, y ante las cláusulas de renovaciones automáticas en un contrato que en la nueva regla exigirán el consentimiento escrito del cliente.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.