Califican nueva ley de educación como “engendro de mal gusto”

eva_ayala-300x225SAN JUAN  – La portavoz de EDUCAMOS, Eva Ayala Reyes, calificó el lunes como un “engendro de mal gusto” la Ley para la Nueva Educación Pública propuesta por el presidente del Senado, Eduardo Bhatia.

“Dicho proyecto se fundamenta en los resultados de las fraudulentas Pruebas Puertorriqueñas de Aprovechamiento Académico (PPAA), atenta en varias de sus partes contra la Constitución del ELA, entrega la administración del Departamento de Educación directamente a la empresa privada, privatiza de entrada el 15 por ciento de nuestros planteles, tiene el propósito de castigar al magisterio y va dirigido a culminar la federalización de nuestro sistema educativo”, dijo Ayala Reyes en declaraciones escritas.

“El proyecto elimina de facto al secretario de Educación al colocarlo en un rincón sin poderes y asignarle prácticamente todos sus poderes a la Junta de Innovación Educativa. Convierte al DE en una Agencia de Educación Estatal para culminar la federalización de la agencia. El secretario solo administraría el 5 por ciento del presupuesto y dependería de la Junta y su Principal Oficial Administrativo. De entrada, esto viola la constitución que Bhatia juró defender”, afirmó la dirigente magisterial.

Detalló que según la medida, el poder se centraliza en la Junta de Innovación Educativa, que administra y opera todas las escuelas. Ésta quedaría compuesta por el presidente de la Asociación de Industriales, el presidente de la Cámara de Comercio, el presidente de las Cooperativas, presidente de la Junta de Síndicos de la Universidad de Puerto Rico (UPR), el presidente de la Asociación de Colegios y Universidades Privadas y un líder sindical. A este último es a quien único se le imponen condiciones. Dicha Junta nombraría su principal oficial ejecutivo y establecerá el reglamento para convertir escuelas de comunidad en Escuelas LIDER. Dicho funcionario tendrá los poderes que se le quitan al secretario de Educación.

“Este engendro incluye estructuras creadas por leyes que ya no existen, revisa sin decirlo la Ley 45 de sindicación de empleados públicos, se lleva por el medio la Ley de Permanencia e incluye la Ley Número 5 de 1975 que ya también había sido derogada. Incluye varios modelos de privatización donde se adjudicaría la operación de escuelas a universidades, cooperativas, municipios, consorcios, organizaciones comunitarias, entidades educativas y otras alegadamente sin fines de lucro”, añadió Ayala.

Por otro lado, alegó que las escuelas LIDER serán regidas según la ley federal, será obligatorio entrar a ellas a partir de los resultados de las PPAA y quedarán fuera de la Ley 45 y de la Ley de Permanencia. Sus empleados trabajarán por contrato. Dijo que esas llamadas entidades educativas podrán contratar, evaluar, adiestrar a sus empleados, quienes ya no trabajarían para el DE. “Estas son las llamadas escuelas ‘charter’, que en los mismos Estados Unidos no han demostrado que puedan mejorar el aprovechamiento académico”, sostuvo.

“El engendro de Bhatia crea también un Oficial de Emergencia que entra en vigor si el DE no puede cumplir con la Ley de Emergencia Fiscal (Ley 66 de 2014). Este funcionario actúa como síndico y tiene poderes plenipotenciarios ya que su duración es indefinida y puede emitir todo tipo de reglas y órdenes”, precisó la líder de EDUCAMOS.

Entretanto, Ayala alegó que el proyecto revoca la Ley 45 de sindicación de empleados públicos sin decirlo, en cuanto al personal docente se refiere. El magisterio será evaluado a partir de las PPAA, por sus pares y por el Consejo Escolar.

“Asignarle estas funciones patronales al magisterio implica dejarlos fuera de la Ley 45. Expresa directamente que la evaluación será utilizada para tomar acciones de personal. Es decir, la evaluación se hará con el propósito principal de castigar al maestro o director. En ningún lugar de la ley habla del derecho a vista o de proceso apelativo alguno para esto”, dijo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.