Arbitrarios para el PIP recortes propuestos por el gobierno

SantiagoEL CAPITOLIO – La portavoz senatorial del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago, levantó su voz de alerta el martes y advirtió que la arbitrariedad no puede ser lo que guíe al gobierno al momento de reducir gastos.

“La arbitrariedad no puede guiar las determinaciones de reducción de gastos. Algunas de esas entidades realizan, de hecho, el trabajo que le corresponde al gobierno. Ese es el caso de SER, que da servicios de primera a niños de educación especial, mientras el Estado tiene que pagar miles de dólares al día por no poder hacer lo propio”, puntualizó la senadora independentista en un comunicado de prensa.

Las expresiones surgen ante notas de prensa que informan que el gobierno planifica recortar 1,500 millones al presupuesto, lo que impactaría dramáticamente a entidades públicas y privadas del país.

Para la portavoz del PIP en el Senado, bajo las condiciones socioeconómicas en que vive el país, la lista de recortes propuesta por el equipo fiscal del gobierno, levanta serios cuestionamientos sobre su efecto detrimental en sectores como la Universidad de Puerto Rico (UPR), la Oficina de Administración de Tribunales (OAT), organizaciones sin fines de lucro como Ser de Puerto Rico, entidades cívicas, culturales y artísticas, entre otras.

“Nosotros hemos denunciado en innumerables ocasiones, tanto desde la Asamblea Legislativa como en diversidad de foros públicos, la obstinación, tanto de esta administración como de las pasadas de pretender cuadrar siempre los desmadres fiscales del gobierno, provocado por sus acciones irresponsables, metiendo sus manos en el bolsillo del sector asalariado y la clase media puertorriqueña, y privando de recursos a sectores que brindan servicios importantes a la sociedad, para no tener que tocar de manera significativa los intereses económicos de las grandes empresas y de la clase adinerada del país”, indicó la senadora.

“Le hemos reclamado, tanto el PPD como el PNP, que dirijan sus esfuerzos a garantizar una aportación contributiva más justa de parte de las grandes corporaciones norteamericanas exentas y los sectores de más alto ingreso en el país que hasta hoy disfrutan de privilegios carentes de toda justificación o evaden el pago de contribuciones, y se han hecho los sordos y de la vista larga”, finalizó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.