Alerta ASSMCA sobre la marihuana sintética

201105130901250.ASSMCASAN JUAN – La administradora de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA), la licenciada Carmen Graulau Serrano alertó el martes sobre la venta y uso de la marihuana sintética.

“29 de abril del año pasado, la ASSMCA emitió una Primera Alerta a las instituciones hospitalarias, la clase médica, personal de emergencias médicas y a la comunidad en general en torno al peligro que representan las sustancias conocidas como canabinoides sintéticos, o marihuana sintética, para la salud de nuestro pueblo y, en especial para nuestra población joven que decide experimentar con sustancias”, dijo Graulau Serrano en un comunicado de prensa.

“La marihuana sintética es una sustancia compuesta por hierbas, incienso u otros materiales de hoja que son regados con productos químicos de laboratorio para imitar el efecto del ingrediente psicoactivo (que altera la mente) de la planta de marihuana. Se conoce también por el nombre de “Spice” o ” K2.” En el 2008, se hizo disponible al público por primera vez en los Estados .Unidos. Se comercializa con frecuencia como un incienso en coloridas bolsas de tres onzas y etiquetada “no para el consumo humano””, añadió.

Sostuvo Graulau Serrano que el Spice o K2 adquirió popularidad con los estudiantes de escuela secundaria y adultos jóvenes, ya que puede obtenerse en las tiendas de conveniencia, tiendas de tabaco y gasolineras. En Puerto Rico se aprobó la Ley 154 de agosto de 2012 con el objetivo de prohibir su venta y permitir su incautación por parte del Estado.

Muchos creen que la marihuana sintética es segura, no tóxica, y provoca un efecto psicoactivo, similar a la marihuana natural. Sin embargo, los informes de casos y estudios han identificado las toxicidades serias que se presentan con el uso de la marihuana sintética que no se presentan con el uso de la marihuana natural.

Mencionó que los efectos nocivos y, en ocasiones, devastadores de la, mal llamada, marihuana sintética se están reflejando en un alarmante aumento en las visitas a las salas de emergencia en toda la nación norteamericana. Debido a la creciente y variada oferta de este tipo de sustancias, los expertos han encontrado dificultades para determinar unos efectos que sean comunes a todos los tipos de marihuana sintética. Entre los efectos perjudiciales a la salud ya identificados se encuentran las convulsiones, alucinaciones, conducta paranoide, agitación, ansiedad, náusea, vómito, aceleración del ritmo cardiaco, causar un suministro menor de sangre al corazón (isquemia miocárdica) y aumento de la presión sanguínea.

Detalló que la situación más dramática la presenta el estado de Mississippi donde, sólo en el mes de abril se registraron alrededor de 1,000 casos de intoxicación con canabinoides sintéticos. Un total de 14 muertes fueron adjudicadas al consumo de estas sustancias. Mississippi, New Hampshire y otros estados han declarado un estado de emergencia para atender el riesgo a la salud que representa la proliferación del uso de estas sustancias.

“Hemos recibido información que sugiere que una tendencia similar comienza a observarse en la isla. Es por eso que, en cumplimiento de nuestro deber ministerial, reiteramos nuestro llamado a todas las autoridades, organizaciones y grupos profesionales concernidos a tomar acción para identificar esta tendencia y poner a salvo a nuestra población de los efectos nocivos que provoca el uso de esta. Por nuestra parte, en la ASSMCA hemos comenzado una campaña dirigida a la población general y trabajamos con agencias hermanas para llevar información al pueblo para alertar sobre los efectos devastadores del uso de estos compuestos químicos”, señaló.

ASSMCA urgió nuevamente a la ciudadanía y a los profesionales a que se eduquen en relación a estas sustancias para minimizar su daño a nuestra juventud.

“Es importante que se evite a toda costa la adquisición y uso de esta sustancia, que es un depresor del Sistema Nervioso Central y que puede producir daños irreversibles”, sostuvo.

Instó a los comerciantes a cesar inmediatamente la venta de este químico y a eliminar productos similares de sus inventarios.

“En caso de sospecha de uso de este químico la persona debe ser evaluada por un profesional competente que pueda hacer las intervenciones apropiadas o referir si estuviera indicado”, dijo.

ASSMCA exhortó a la juventud a cuidar su salud y evitar exponerse al uso de estas sustancias que pueden causarle efectos adversos que luego tendrán que lamentar. Para más información comunicarse con la Línea PAS 1-800-981-0023.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.