Alegan inspectores de salud ambiental no cobran desde noviembre

ph111115aponte-300x202SAN JUAN  – El secretario general del Partido Nuevo Progresista (PNP), José Aponte Hernández, denunció el jueves que los inspectores de salud ambiental, adscritos al Departamento de Salud (DS), supuestamente no han cobrado lo adeudado en dietas y millaje desde noviembre de 2014.

“Estamos hablando que decenas de profesionales, cuya tarea es velar por el cumplimiento de las normas y reglamentos de salud en restaurantes y otros negocios, no han cobrado ni un solo centavo de las dietas asignadas y el millaje utilizado, a pesar de que fueron aprobadas. Esta situación es más marcada en las regiones de Ponce, Mayagüez y San Germán”, señaló el líder estadista a través de unas declaraciones escritas.

Aponte Hernández exhortó a la secretaria del DS, Ana Ríus, a que tome cartas en el asunto y comience a pagar a estos tan importantes funcionarios.

“Basta ya de jugar con el sueldo de nuestros funcionarios públicos. A estos inspectores se les debe miles de dólares desde hace más de seis meses y nada ha pasado. La Secretaria tiene la responsabilidad de ordenar, inmediatamente, que se despachen los pagos adeudados a todos los inspectores ambientales”, añadió el expresidente de la Cámara de Representantes.

El representante por acumulación también alegó que existe una falta crasa de inspectores a través de toda la isla y que muchos negocios nuevos todavía no han podido abrir sus puertas por la falta del certificado emitido por la Oficina de Salud Ambiental.

“En la región de Ponce, por ejemplo, apenas hay tres inspectores para lidiar con decenas de casos nuevos y darle seguimiento a los existentes. Esta situación se complica cuando no reciben su paga. Sabemos de negocios que llevan meses esperando por su permiso de Salud, pagando, en el transcurso, renta, electricidad y agua. De nada hablar de las visitas a comercios existentes las cuales se supone que se hagan cada seis meses, y están atrasadas por años debido a la falta de pago y de condiciones de trabajo apropiadas”, dijo.

Para finalizar, Aponte Hernández también alegó que el descalabro en Salud aumenta cuando muchos inspectores ambientales, al igual que sus supervisores, los tienen realizando tareas fuera de sus áreas, desatendiendo así su función primaria y colocando en riesgo la salud del pueblo al no estar llevando a cabo la función de inspeccionar los negocios.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.