Vista de Serrano Chang podrá ser transmitida

imagesSAN JUAN  – El Tribunal Supremo declaró el viernes ha lugar la petición de la Asociación de Fotoperiodistas de Puerto Rico, El Taller de Fotoperiodismo y el Overseas Press Club para transmitir en vivo y tomar fotografías de una vista de seguimiento en el caso contra Christian Serrano Chang, por la muerte del niño Dylan.

Según la resolución, la vista está pautada para el próximo lunes, 13 de abril en el Tribunal de Arecibo a las 10:00 de la mañana.

Un panel de jueces del Tribunal Apelativo resolvió que se celebre un nuevo juicio contra Christian Serrano Chang, por el caso de la muerte de su hijastro, Dylan Díaz Salgado en hechos ocurridos en el residencial Brisas de Campo Alegre de Manatí.

“Luego evaluar los méritos de la apelación, de examinar minuciosamente la transcripción de la prueba oral y documental admitida en el juicio y de considerar los argumentos de la Procuradora General de Puerto Rico, resolvemos revocar la sentencia apelada y ordenar la celebración de un nuevo juicio”, reza el dictamen judicial.

El panel de jueces está compuesto Migdalia Fraticelli Torres; Laura Ortiz Flores y Misael Ramos Torres. La sentencia tiene 39 páginas y fue emitida el martes 24 de febrero.

El 14 de abril del pasado año un jurado encontró culpable en el Tribunal de Arecibo a Serrano Chang por un cargo de asesinato en la modalidad de maltrato intencional. Javier Santiago Santos, Harry Olivero Lloréns y Goodwin Aldarondo Jiménez, abogados del imputado alegaron que el veredicto fue contrario a derecho, pues en la vista preliminar al sujeto le habían encontrado causa por un cargo de asesinato con premeditación.

Los informes periodísticos señalan que el 29 de mayo siguiente, el individuo fue sentenciado a 99 años de prisión. La juez Iris Reyes Maldonado estuvo a cargo del proceso judicial.

Por este caso, la madre del menor, Rayma Salgado Torres, fue coacusada por negligencia. Un grupo de familiares y amigos del maestro de educación especial expresaron en todo momento que éste era inocente y habían expresado interés en que el caso se llevara al Foro Intermedio.

De acuerdo con las autoridades, los hechos ocurrieron el sábado 11 de agosto de 2013 cuando el niño de dos años fue llevado sin vida al hospital Doctor Center de Manatí. La madre del infante alegó que éste no respondía y que había sufrido una caída a principios de esa semana. El menor presentaba moretones en diversas partes del cuerpo y había sufrido una fractura en una pierna en marzo de 2013. El Departamento de la Familia tenía un caso abierto desde mayo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.