Unionados y gerenciales de ACT denuncian discrimen social y empobrecimiento

act312SAN JUAN  – El Programa de Solidaridad UTIER, Capítulo de Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT), denunció el miércoles “el discrimen social, el enriquecimiento injusto y empobrecimiento de los empleados con la peor y más antiobrera aplicación de la Ley 66 a gerenciales y unionados mientras continúa la politiquería y el despilfarro de dinero en contratos millonarios”.

“La ACT ha mantenido una política de favorecer con altos salarios a empleados de confianza, que sus méritos son sus aportaciones a las campañas políticas y premiar con contratos millonarios a los ‘amigos del alma’. De igual manera Carreteras ha subsidiado por años a puestos gerenciales del Departamento de Obras Públicas y otras agencias, así como el funcionamiento, deuda y operación del Tren Urbano (ATI), la Autoridad de Transporte Marítimo (ATM) y la Autoridad Metropolitana de Autobuses (AMA). Por otra parte la política hacia los empleados unionados de la ACT ha sido de empobrecimiento económico, sustitución de puestos y trabajos existentes con contratos duales y la privatización”, dijo en un comunicado, Lissette Barreto, portavoz de PROSOL UTIER en la ACT.

La denuncia, hecha en representación de los empleados unionados de la corporación pública, la Asociación de Empleados Gerenciales y Supervisores (AEGSA) y empleados gerenciales no asociados, fue acompañada de un piquete frente a las oficinas de la ACT en el Centro Gubernamental de Minillas en Santurce, donde decenas de empleados unionados y gerenciales coreaban consignas exigiendo justicia salarial y social al patrono. Además, distribuían al público hojas donde explicaban las razones de la crisis en la ACT y su oposición a nuevos impuestos a la clase trabajadora.

Según la líder sindical, los empleados unionados y gerenciales sufren el discrimen y “la ACT atenta contra el bienestar social mediante la reducción de sus acumulaciones de días por licencia regular y enfermedad, la licencia de maternidad y paternidad en total menoscabo de la madre, el padre obrero y la familia.

Por otro lado, mencionó que los reembolsos de gastos de viaje no son pagados correctamente ni a tiempo debido a cambios arbitrarios en los requisitos por parte de la ACT. Gran parte de los trabajadores y trabajadoras, bajo estos nuevos requisitos, no son elegibles para reclamar dichos reembolsos. Esto coloca a los empleados en una situación económica sumamente precaria y la ACT incurre en enriquecimiento injusto.

“Hoy alzamos nuestra voz juntos y exigimos un trato justo y equitativo para los trabajadores y trabajadoras que día a día se levantan a construir con su trabajo y esfuerzo la Autoridad y hacer un mejor Puerto Rico para todos y todas. ¡Basta ya de oprimir a quienes producimos y solo beneficiar a unos pocos con contratos millonarios!”, concluyó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.