Senadora muestra preocupación ante drásticos cambios en el sistema educativo.

Diario:PoliticaEL CAPITOLIO  – La presidenta de la Comisión de Educación del Senado, Mari Tere González, expresó el miércoles, que, aunque a su juicio la carta circular que publicó el secretario del Departamento de Educación (DE), Rafael Román, sobre varios cambios al proceso educativo del país podría ir en la dirección correcta, tiene varias reservas y preocupaciones con relación a la forma de implementar los cambios que se pretenden.

“A grandes rasgos me parece que la carta circular podría ir en la dirección acertada y por eso felicitamos al secretario, hemos insistido que hay que actuar para transformar la realidad de las escuelas y nuestros estudiantes. No obstante, los cambios que necesita el Departamento de Educación para lograr cumplir con su deber ministerial son tan profundos y drásticos que es necesario aprobar una ley que abarque los parámetros de esa transformación y que cree los organismos de fiscalización necesarios para que se cumplan con los estándares de esa reforma al sistema público de enseñanza y eso es precisamente lo que busca el Proyecto del Senado 1300 que presentamos y que está siendo evaluado en este momento desde el Senado”, señaló González en un comunicado de prensa.

La presidenta de la Comisión de Educación dijo además que le preocupa el corto periodo en el que se busca implementar las variaciones del mencionado documento en el DE. “El DE tiene a su cargo más de 1300 escuelas en todo el país y lograr realizar cambios tan drásticos en todo el sistema en tan solo meses será abrumante y podría derrotar el propósito por el cual se quieren implementar los cambios. Proponemos que se utilicen las escuelas de la zona oeste como un plan piloto porque esta tiene 223 planteles lo que puede ser representativo del resto de las escuelas del país pero manejable”, puntualizó la senadora popular.

La líder de la Comisión de Educación manifestó que hasta el momento el titular de educación no ha sido claro entorno a cuantas maestras(os) afectarán estos cambios ni cuáles serán las guías que se seguirán para asegurar que los cambios sean efectivos. “Invitamos al secretario a que brinde al país toda la información de forma que las comunidades escolares se puedan informar y preparar para los cambios que se planifican implementar”. La senadora dijo que es necesario prestar especial atención a la parte de la carta circular que establece la eliminación de la clase de Estudios Sociales hasta el tercer grado de escuela elemental y que fusionaría ese curso con la clase de Español.

“Las transformaciones del país en todos los órdenes de la vida deben realizarse con la poderosa herramienta que tenemos en la educación y con esto debemos hilar fino”, arguyó la senadora. “Debemos tener cautela extrema cuando se propone eliminar o restringir cursos. No podemos formar mejores puertorriqueños(as) si debilitamos la enseñanza de su idioma vernáculo y de su historia. Si los cambios que se propone hacer el secretario van dirigidos a enseñar a nuestros niños y niñas a leer y escribir con una mayor capacidad de comprensión a través de la historia de nuestra Patria, entonces estamos de acuerdo con los cambios. El problema es que para que estos sean efectivos debe dársele un amplio adiestramiento a los miles de maestras(os) que enseñan estos cursos y nos parece que de aquí a agosto no será tiempo suficiente para lograrlo”, acotó la legisladora.

González urgió al secretario Rafael Román a mantener su empeño de transformación del sistema educativo del país y aseguró que la mejor forma de hacerlo es trabajando juntos para adelantar los proyectos de transformación del Departamento de Educación que se encuentran en la Comisión de Educación del Senado y en la Comisión Especial que preside el senador Eduardo Bhatia y donde esta funge como vice presidenta para unificar los esfuerzos. “Compartimos el afán del secretario Román por lograr una reforma absoluta del sistema educativo a nivel nacional. Sabemos que juntos podemos hacer mucho más. A nadie le cabe duda que el Departamento de Educación tiene que ser transformado y reconstruido con metas educativas nacionales claras, para que pueda cumplir su propósito ministerial de brindar la educación de excelencia que tanto anhelamos para nuestros niños(as) y jóvenes, que son el centro del sistema y la razón de ser, para que puedan comprender la magnitud de los desafíos que enfrenta nuestro país hoy de modo que puedan adelantar en el futuro los intereses y el bienestar de nuestro pueblo puertorriqueño”, sentenció la senadora de mayoría.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.