Seguridad en el Tránsito emprende ofensiva educativa contra el uso ilegal del celular al volante

foto:iguazunotiias.com

foto:iguazunotiias.com

SAN JUAN  – Como parte de una campaña a nivel de toda la nación americana, la Comisión para la Seguridad en el Tránsito (CST) emprenderá una ofensiva educativa del 10 al 15 de abril dirigida a orientar a la ciudadanía sobre los riesgos extremos a que se expone un conductor distraído, especialmente al usar un celular para enviar o recibir mensajes de texto.

En un comunicado de prensa, el director ejecutivo de la CST, José Delgado Ortiz, señaló que la iniciativa denominada “Si guías y texteas, pagas” persigue cambiar la costumbre muy arraigada en la mayoría de los puertorriqueños de todas las edades que consideran el inalámbrico como una herramienta necesaria en todo momento por su capacidad de comunicar con la voz o mensajes escritos a casi cualquier lugar y a toda hora.

“Además de advertir sobre el peligro de usar el celular en forma indiscriminada mientras se conduce, el objetivo principal de nuestro mensaje es llegar a la conciencia de un mayor número de personas, principalmente a la población masculina de 18 a 36 años, de que textear y guiar a la vez – o hablar sin un dispositivo de manos libres – es una acción ilegal que será sancionada con una multa de $50”, afirmó Delgado Ortiz.

Estadísticas de la Policía de Puerto Rico indican que entre el 1 de enero y 5 de abril pasado, se han expedido más de 10,000 multas por el uso ilegal del celular, en tanto que más de 40,000 conductores fueron multados en 2014 por esa infracción.

La ofensiva contra la distracción del celular se ejecutará en dos frentes. Por un lado, la CST desplegará una campaña con material educativo en prensa escrita, televisión, radio, Internet, redes sociales y otros medios tácticos, advirtiendo sobre el riesgo fatal de conducir usando ilegalmente el inalámbrico. Por otro, la Policía Estatal integrará esfuerzos con las policías municipales de 21 pueblos para intervenir y multar a los infractores de la ley que regula el uso del celular en los vehículos de motor.

Un estudio encomendado por la CST en 2013 arrojó que ocho de cada 10 puertorriqueños usa el celular en alguna capacidad mientras conduce. En tanto, un 92 por ciento opinó que hablar o textear mensajes por el inalámbrico estaba directamente relacionado con un incremento en los en los choques y un aumento en el riesgo de morir. Además un 22 por ciento atribuyó haber chocado por estar usando el celular.

“Todos los análisis concluyen entonces que la conducta que más distrae a los automovilistas es el uso del celular. Conciliar esta simultánea y dispareja actividad envuelve tomar conciencia de que debemos prestar la mayor atención a la carretera mientras se conduce y menos a la distractiva conversación o texteo ilegal. En esta orientación educativa acentuaremos que estar pendiente a la carretera es la decisión correcta, no así usando indebidamente el aparato por las graves consecuencias que esto podría acarrear”, concluyó Delgado Ortiz.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.