Representantes del PNP dicen “más aumentos dentro de la Sesión sobre reforma contributiva”.

logo-pnp-470-265-300x1691EL CAPITOLIO  – Mimbros de la minoría del Partido Nuevo Progresista (PNP) en la Cámara de Representantes dijeron el martes, que la delegación del Partido Popular “pretende aprobar el miércoles en Sesión aumentar los aranceles de las transacciones más comunes ante el Registro de la Propiedad, una nueva alza en los impuestos dentro de la vorágine que representa la discusión de la reforma contributiva”.

La denuncia fue compuesta por los representantes, María Milagros Charbonier Laureano (exvicepresidenta del Colegio de Abogados) y Luis “Tato” León Rodríguez (portavoz alterno del PNP en la Comisión de lo Jurídico).

“Los aumentos propuestos, unido a que los servicios legales pagarán CoBYS, incrementarán de forma astronómica los costos en los cierres hipotecarios y transacciones sobre propiedades. Recordamos que el CoBYS, el nuevo nombre del impuesto del PPD, propuesto para los servicios legales es de 14%”, expresó Charbonier Laureano en un comunicado de prensa.

La legisladora advirtió que para la evaluación del Proyecto de la Cámara 2400 sólo se contó con la posición del Departamento de Justicia y en ningún momento se habla sobre la necesidad de incrementar los aranceles a los fines de mejorar el sistema de mecanización y modernización del Registro de la Propiedad.

Según denunciaron los aumentos propuestos son:

“En la actualidad el comprobante de presentación es de 10.00 dólares y se pretende aumentar a 15.00 dólares. Hoy día los 10.00 dólares ingresan en su totalidad al Fondo para la Modernización y Mecanización del Registro de la Propiedad; sin embargo, ahora 12.00 dólares ingresarían a dicho fondo y 3.00 dólares al Fondo General.

En la actualidad el comprobante de inscripción para transacciones de propiedades cuyo valor excede de 25,000 dólares es de 25.00 dólares por los primeros 25,000 dólares y 4.00 dólares por cada 1,000 dólares o fracción adicionales. El costo base de 25.00 dólares se pretende aumentar a 50.00 dólares. Esto quiere decir que si se adquiere una propiedad de 140,000 dólares que es el costo de un trabajador puertorriqueño promedio, el cambio en los comprobantes sería como sigue:

HOY: $25.00 + ($4.00 x 115) = $485.00

MAÑANA: $50.00 + ($4.00 X 155) = $510.00

Se incrementa el costo de las certificaciones registrales. Al presente se cobra 6.00 dólares por las primeras 3 páginas y 2.00 dólares por cada página adicional. Se pretende establecer un costo de $15.00. Lo cierto es que la medida no distingue entre las certificaciones registrales de asientos vigentes que son las más sencillas y las más solicitadas pues éstas son las que acreditan las transacciones que aún tienen efecto. Estas certificaciones, como norma general, son cortas y de fácil redacción, por lo que aumentar discriminadamente su costo de 6.00 dólares a 15.00 dólares es cuestionable”.

“En cuanto a la inscripción de los contratos de arrendamientos, se aumentan los derechos arancelarios pues como el máximo que se tomaban como base eran 12 anualidades y ahora serían un máximo de 15 anualidades. Además, si éstos no establecen el plazo de duración, para computar los aranceles se tomaban como base 12 anualidades. Ahora se tomarían como base 15 anualidades”, añadió León Rodríguez.

Dijo que con los arrendamientos, estos cambios quieren decir que si se pagaban 12,000 dólares anuales por concepto de canon, la cuantía que se toma como base para los aranceles sería 144,000 dólares pero con el cambio sería 180,000 dólares.

Sostuvo que cuando se trate de inscribir la transmisión de las participaciones en una comunidad de bienes, los derechos se cobran de acuerdo al valor de las participaciones. Ahora se pretende calcular sobre el valor de la propiedad o el valor que surja del Registro, el que sea mayor.

Dijo que al presente, si se pagan aranceles en exceso de lo debido, la persona puede solicitar un reintegro de los mismos ante el Secretario de Hacienda, ahora sería un crédito.

“Lo cierto es que con una economía en contracción, el valor que pueda surgir del Registro con toda probabilidad sea mayor al valor actual de la propiedad, esto en detrimento de quienes acuden al Registro para dar publicidad a sus transacciones. Este cambio puede ser más palpable si hubo transacciones previo a la depresión económica, periodo en que las propiedades tenían un valor más alto”, señaló León Rodríguez.

“Esta medida, junto con los 85 impuestos aprobados, previamente, así como el sinnúmero de impuestos que crea la mal llamada Reforma Contributiva, pretende encarecer aún más el costo de vista del puertorriqueño, condenando nuestra sociedad a vivir en la pobreza. De la misma manera, estas medidas reducen las posibilidades que tienen los propietarios para salvar sus residencias de un desahucio o de poder reducir los pagos mensuales por concepto de hipoteca”, expresó Charbonier Laureano.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.