Reclaman a la AEE que defienda intereses del pueblo en renegociación con bonistas

AEEpr_1-300x265SAN JUAN  – El Partido del Pueblo Trabajador (PPT) reclamó el sábado, al gobierno y a la Junta de Directores de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) que revelen si tienen un plan integral que defender ante los acreedores de la corporación pública que proteja los intereses del pueblo de Puerto Rico y que haga viable la transición a fuentes de energía renovable no fósiles.

“la forma en que la administración de Alejandro García Padilla enfrenta la crisis económica y fiscal mantiene al pueblo en vilo y sintiendo como que va en una nave sin rumbo. La respuesta del gobierno es superficial, fragmentada y en muchos casos improvisada. Desde el PPT, hemos señalado los elementos de una perspectiva integral y planificada que vaya a las raíces de los problemas, pero todo señalamiento cae en oídos sordos. No están dispuestos a tomarse en serio la renegociación de la deuda ni a reconsiderar la exención contributiva y, por tanto, van de crisis en crisis, de medida en medida, atendiendo un problema hoy y otro el mes que viene sin una perspectiva integral. Por un lado, la crisis del Banco Gubernamental de Fomento y la crudita, por otro lado, la crisis del Fondo General y el IVA, y por otro, la crisis en la AEE, tanto su deuda como ahora las multas o cierres por incumplimiento de leyes ambientales”, dijo el portavoz del PPT, Rafael Bernabe en un comunicado de prensa.

El ex candidato a la gobernación utilizó como ejemplo la situación que está ocurriendo con la AEE y lamentó que la corporación no parezca tener un plan propio para la renegociación de su deuda. “Ya es evidente que la deuda de la AEE es impagable. Ya se dejó de pagar. La AEE está en “default”. Ante ello, ¿qué están haciendo los bonistas? Pues defienden sus intereses. Están dispuestos incluso a dar más financiamiento, con tal de que la deuda no se renogocie, ni se reduzca. Nuestro gobierno debería decirles claramente que esa deuda tendrá que renegociarse y parte de ella tendrá que borrarse. La solución de la AEE y de Puerto Rico no puede ser, como pretenden los bonistas, seguir aumentando la deuda, apostar a que algún día se pagará y, mientras tanto, seguir aumentando tarifas e impuestos y despidiendo trabajadores. Eso tan sólo aumenta la deuda impagable y empobrece al país”, reiteró Bernabe.

El portavoz recordó que, aún en los proceso de quiebra, los deudores tienen derechos y herramientas para defenderlos. “Nosotros tenemos mucho que perder en esto, pero ellos también. Por eso están obligados a negociar. La gente olvida eso. Cuando una empresa, una corporación o hasta un banco no puede cumplir con sus obligaciones, sus acreedores tienen que asumir pérdidas. Esa es la naturaleza de estos procesos. Y eso lo tendrán que entender. Pero para eso también hay que tener un plan, un plan de reconstrucción de la AEE y de transición a la energía renovable. Aquí lo más triste, lo más lamentable, es que los bonistas tienen un plan, para defender sus intereses, pero ¿dónde está el plan de nuestro gobierno o de la Junta de Directores de la AEE? Nadie sabe cuál es. No sé si existe, pero nadie lo conoce”, indicó.

Bernabe aseguró que lo mismo ocurre con las multas. “Nosotros estamos a favor de que se apliquen las leyes ambientales y se respeten. Pero aquí se están invirtiendo miles de millones en la gasificación, siendo el gas un combustible fósil que muy pronto será necesario eliminar. Ceemos que es necesaria una transición a las formas de energía renovable pero con combustibles no fósiles. Sin embargo, sobre esto, analistas y movimientos importantes de la lucha ambiental han hecho un planteamiento fundamental: los países más ricos, que son los que más responsables de calentar y contaminar el planeta, no pueden pretender que los países y regiones más pobres, los que más necesitan sus recursos para salir de la crisis, costeen ahora por su cuenta una transición costosa como esa. Si bien es imperativa la transición a nuevas fuentes de energía, es justo que parte importante de esa transición la costeen los gobiernos de los países más ricos. Es justo y es urgente, para salvar al planeta. Y en nuestro caso eso debe ser parte de un planteamiento integral que nuestro gobierno hace tiempo debió hacer al gobierno federal”, afirmó.

El profesor universitario insistió en que éste “es un punto que el PPT ha planteado desde su nacimiento. La realidad es que el gobierno federal invierte miles de millones anualmente en Puerto Rico para mitigar los efectos humanos y sociales de una economía que no funciona. Conviene a nuestro pueblo y al de Estados Unidos que desarrollemos un plan que en un tiempo acordado dote al país de una economía que no necesite tales apoyos. Así que hace falta un acercamiento integral ante los bonistas, ante el gobierno federal, ante las empresas que hoy se benefician de la exención contributiva, porque necesitamos un plan en el que se tome en cuenta la legislación contributiva federal, la legislación ambiental y su aplicación, la renegociación de la deuda, entre otros temas.”

Bernabe recordó que el PPT ha formulado un plan de cinco puntos que es necesario empezar a implementar con medidas de emergencia, de corto y mediano plazo, y que incluye renegociar las deudas, revisar la política de exención contributiva, una reforma gubernamental democrática y participativa, un plan de reconstrucción y un planteamiento al gobierno federal sobre la mutua conveniencia de dicho plan. “Tenemos que renegociar la deuda, o las deudas. Pero no puede ser cualquier renegociación sino una renegociación habilitante, lo que la misma ley de quiebra federal llama un “fresh start”, un recomienzo que permita al deudor recuperar su viabilidad económica. Ese es un derecho que tiene el deudor. Mucha gente piensa que el deudor no tiene derechos. Hay que desprenderse de esa mentalidad sometida. Además, tenemos que reconsiderar la política de exención contributiva, que no genera ni crecimiento ni empleo. Y tenemos que hacer un planteamiento al gobierno federal sobre la convenciencia mutua de diseñar un plan para la reconstrucción económica del país al cual es justo que ellos contribuyan y del cual también se beneficiarían a mediano y largo plazo”, añadió.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.