Pierluisi lleva mensaje de la Estadidad a West Point

pedro-pierluisi-470+265-300x169111NUEVA YORK, NY  – El comisionado residente, Pedro Pierluisi, habló la noche del martes sobre Puerto Rico, su condición política y las contribuciones que los residentes de la isla han hecho en las fuerzas armadas de Estados Unidos durante generaciones, en la ceremonia de iniciación de cadetes en la Sociedad de Honor Internacional de la Lengua Extranjera, Phi Sigma Iota, de la Academia Militar de Estados Unidos, West Point.

Además, habló extensamente sobre cómo el estudio de lenguas y culturas extranjeras enriquece personal y profesionalmente al ser humano.

“Como territorio, Puerto Rico es tratado distinto a los estados. La diferencia más obvia es que los residentes de la Isla no pueden votar por el presidente, no tienen senadores y aunque yo los represento en la Cámara de Representantes federal mis poderes de voto están limitados. En resumen, Puerto Rico es una jurisdicción americana, pero carece de la característica más fundamental de la vida americana: la democracia”, dijo Pierluisi en un comunicado de prensa.

“Piensen en la contradicción. Por años, soldados, marineros, aviadores e infantes de marina americanos, incluyendo un sinnúmero de miembros del servicio provenientes de Puerto Rico, han luchado para liberar a ciudadanos de naciones extranjeras de gobiernos opresivos y asegurarles sus derechos democráticos. Sin embargo, es el Siglo 21 y todavía los ciudadanos americanos de Puerto Rico no gozan de estos mismos derechos políticos básicos, derechos que la mayoría de los americanos han llegado a dar por sentado”, añadió.

Pierluisi sostuvo que este año se cumplen 100 años de la graduación del primer puertorriqueño graduado de West Point, el General de Brigada Luis Raúl Esteves, considerado el fundador de la Guardia Nacional de Puerto Rico. El General Esteves fue el primero de su clase de West Point en convertirse en Oficial General, por delante de sus compañeros de clase, General Eisenhower, Bradley, Van Fleet y McNarney. En el 1937, fue nombrado Ayudante General de la Guardia Nacional de Puerto Rico, cargo que ocupó hasta su retiro en el 1957.

En su mensaje, el comisionado residente habló de cómo Puerto Rico también es tratado distinto en la aplicación de los programas federales por ser territorio, lo que a su entender ha incidido en la difícil situación económica y social de la Isla, y en que cientos de miles de puertorriqueños se estén trasladando a los estados en busca de mejores oportunidades para ellos y sus familias.

“Estoy a favor de la estadidad porque quiero que mi pueblo tenga los mismos derechos políticos y civiles bajo la bandera de Estados Unidos, y porque razonablemente no es debatible que la estadidad mejoraría la calidad de vida de mis electores, mucho más que convirtiéndose en una nación independiente o manteniendo el status quo. Mi apoyo a la estadidad también está justificado por mi entender de que si el Pueblo de Puerto Rico es tratado igual en la guerra, debe ser igualmente tratado durante épocas de paz”, indicó Pierluisi.

Tratándose de la ceremonia oficial de iniciación de cadetes en la Sociedad de Honor Internacional de la Lengua Extranjera de la Academia Militar de Estados Unidos, el funcionario también habló extensamente sobre su experiencia en el estudio de lenguas y culturas extranjeras y de cómo lo enriqueció personal y profesionalmente.

“El dominio de un segundo idioma, en mi caso el inglés, ha cambiado por completo mi vida. A nivel profesional, me ha abierto las puertas a oportunidades que de otra manera habrían permanecido cerradas. En la medida en que he obtenido logros en mi carrera, la mayor parte de los mismos no hubieran sido posibles de no hablar tanto español como inglés. El inglés se habla en más de 100 países, es el lenguaje de los negocios y del comercio global y de hecho, en el mundo, se ha convertido en la ‘lingua franca’, es decir, el medio de comunicación más común para aquellos que su lengua materna es otra. Así que aprenderlo es críticamente importante”, dijo Pierluisi.

Señaló que bajo el currículo de enseñanza de idiomas en la Academia Militar en West Point, se enseñan ocho idiomas: español, árabe, chino, francés, alemán, persa, portugués y ruso, y los cadetes que se destacan en los mismos reciben el honor de formar parte de la Sociedad de Honor Internacional de la Lengua Extranjera, Phi Sigma Iota. Frecuentemente, Pierluisi recibe en la isla a los cadetes que estudian español durante sus visitas a Puerto Rico para conocer de fondo el idioma.

Entretanto, destacó a la Coronel Maritza Sáenz Ryan, graduada de West Point en el 1982, quien fue la primera mujer y primera puertorriqueña (hombre o mujer) en servir como profesora de Derecho y dirigir la Facultad de Derecho de la Academia desde el 2006. EnWest Point trabaja también el General Héctor E. Pagán, natural de Arecibo y graduado de ROTC de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez. Pagán sirvió en múltiples posiciones de mando en el Grupo de Fuerzas Especiales.

Finalizó que el Brigadier General Pagán sirvió en Panamá entre el 1988 y 1990 con el tercer Batallón, Séptimo Grupo de Fuerzas Especiales, como Comandante del Destacamento y Batallón S1 (Oficial de Personal). Sirvió en Alemania, El Salvador, Puerto Rico y en las operaciones Justa Causa en Panamá y Libertad Iraquí en Bagdad, Irak. Dirigió el Comando de Operaciones Especiales en Florida desde el 2008 hasta su retiro en septiembre de 2010.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.