Exitosa misión de científicos del RUM en la Trinchera de Puerto Rico

fotoMAYAGÜEZ  – La expedición científica del barco Okeanos Explorer, de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) en las aguas que circundan la isla, sirvió de plataforma ideal para que investigadores del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), sumergieran, por primera vez el viernes, un novel prototipo de un vehículo diseñado y desarrollado en los laboratorios de Ingeniería Eléctrica y de Computadoras del Recinto, con el fin de acceder a grandes profundidades.

“Dos de estos despliegues tocaron el punto más profundo de la Trinchera de Puerto Rico y el Océano Atlántico, uno de los lugares más extremos del planeta y del cual se tiene poca información. Nos sentimos muy satisfechos con las pruebas, ya que es la primera de varias excursiones que proyectamos realizar a la Trinchera de Puerto Rico y a la fosa de Muertos, al sur de la isla. Esperamos continuar obteniendo datos que alimenten modelos de análisis y predicción de actividad geológica, patrones planetarios de circulación acuática, y estudio de especies marinas, entre otros”, expresó en un comunicado de prensa el doctor Schmidt, quien estuvo en altamar acompañado de dos estudiantes graduados de CIMA. También recibió el respaldo técnico, desde tierra, del doctor Manuel Jiménez, coinvestigador del proyecto, así como de dos estudiantes de Ingeniería.

La nueva tecnología, denominada DMS-ECE Free-Vehicle (FV), aspira a servir de instrumento para viabilizar la investigación de la Trinchera de Puerto Rico, la fosa más profunda en todo el Océano Atlántico y la séptima más honda en el mundo.

Durante 19 días, un equipo interdisciplinario del RUM, encabezado por el doctor Wilford Schmidt, catedrático de Ciencias Marinas (CIMA), realizó cinco despliegues del FV.

Por su parte, el doctor Jiménez, quien es catedrático de Ingeniería Eléctrica y de Computadoras y decano asociado de la Facultad de Ingeniería, se mostró muy satisfecho con la exitosa prueba.

“El FV es un vehículo autónomo de libre descenso y ascenso que carga una serie de instrumentos científicos y sensores que permitieron obtener importantes datos acerca de la interacción y autonomía vehicular en presencia de corrientes submarinas, presión y temperatura, entre otros parámetros monitoreados. Está desarrollado con tecnología de punta que incluye sistemas multiprocesadores configurados en una arquitectura tolerante a fallas operando bajo el control de software a tiempo real, diseñados por estudiantes y profesores de Ingeniería Eléctrica y de Computadoras del RUM”, explicó.

Agregó que buscan establecer nuevas pautas de cómo realizar misiones abisales y subabisales de más de 20 mil pies de profundidad así como de alto riesgo con tecnologías de bajo costo.

La investigación de la Trinchera de Puerto Rico y el desarrollo de estos nuevos vehículos son posibles gracias a una subvención de 350 mil dólares que recibió el Recinto, el pasado semestre, de la división de Exploración Oceánica e Investigación de la NOAA. Esto con el propósito de sondear el área localizada entre el Mar Caribe y el Océano Atlántico a unas 75 millas al norte de San Juan, cuyo calado es comparable a la altura del Monte Everest.

El estudio titulado Exploration of the Puerto Rico Trench and the Muertos Trough via Un-tethered Free Vehicles, se lleva a cabo desde el Centro de exploración, investigación, y educación del mar del RUM.

Lo próximo en agenda, más adelante durante este año, es llevar a cabo otra expedición a la Trinchera de Puerto Rico con una versión más poderosa del FV y un conjunto complementario de instrumentos para aumentar la base de información recogida en esta expedición. También se planifica llevar a cabo una una misión en la Fosa de Muertos en el sur de la isla.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.