En campaña para que conductores no abandonen escena de accidente

Diario:UltimaHoraSAN JUAN – Un grupo de funcionarios de gobierno y una víctima de accidente de tránsito son el eje de una nueva campaña para promover que los conductores que se vean involucrados en accidentes en los que pueda haber personas heridas no abandonen el lugar del accidente. El lema de la campaña es “quédate en la escena y sálvale la vida”.

La campaña es iniciativa del Representante Ramón Luis Cruz, quien considera que, después de haberse firmado la ley que eleva a delito grave el que una persona abandone el lugar en el que haya provocado un accidente de tránsito y hayan heridos o muertos, el número de estos casos no se ha reducido como él había esperado.

“El mensaje aquí es; si te ves envuelto en esto, uno no puede darse a la huída. Tienes que detenerte –¿Está con vida? Vamos a ayudarlo. Inmediatamente llamar al 911, y a la misma vez a la Policía…”, dijo José Delgado, director ejecutivo de la Administración de Seguridad en el Tránsito.

De acuerdo con Delgado, en lo que va de año, se han registrado 13 casos de “golpe y fuga” (“hit and run”) en las carreteras de la isla. De éstos, 10 han sido accidentes fatales, y tres con personas heridas. Sin embargo, no a todos estos casos les aplica la nueva Ley 17 del 23 de febrero de 2015. Sólo aquellos casos en que los accidentes hayan ocurridos después de la fecha de efectividad de la ley podrán ser procesados bajo las disposiciones de la nueva ley. Delgado no pudo especificar cuantos de los casos serían procesados bajo el anterior estatuto.

Por su parte, Mayra Elías, quien fuera víctima de un conductor negligente que luego de atropellarla a ella y otros corredores que la acompañaban, se dio a la fuga, señaló que su participación en la campaña es parte de lo que identificó como su “compromiso de vida” para ayudar a crear consciencia sobre la necesidad de salvar una vida.

Un conductor que habiendo provocado heridas, o la muerte, a otro conductor o pasajero de otro vehículo, o a un peatón, abandone la escena del accidente se expone a ser acusado de delito grave y enfrenta una pena fija de tres años de prisión – de ocho años en caso de demostrarse negligencia – una multa de no más de cinco mil dólares y la suspensión de la licencia de conducir por cinco años. Si el conductor cometiera el mismo delito en una segunda ocasión la pena de cárcel sería de 10 años, la multa podría alcanzar los 10 mil dólares, y la suspensión permanente de la licencia de conducir.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.