Cámara de Comercio tilda de “intromisión indebida” exigir uso de agua embotellada en comercios

camaradecomerciodepr-300x197SAN JUAN – La directora de Asuntos Legales y Legislativos de la Cámara de Comercio de Puerto Rico, Lcda. Eunice S. Candelaria de Jesús, catalogó el martes una pieza legislativa de la Cámara de Representantes como “una intromisión indebida e innecesaria del gobierno en la actividad comercial del país e imponer cargas económicas irrazonables a los comerciantes”, al ordenarle a los comercios que, cuando en sus ofertas de alimentos incluya bebidas azucaradas o carbonatadas dentro del precio estipulado, permita a solicitud del cliente, intercambiar la bebida por agua embotellada o agua filtrada, sin costo adicional.

El planteamiento se produjo durante una vista pública de la Comisión de Relaciones Laborales, Asuntos del Consumidor y Creación de Empleos, que preside el senador Luis Daniel Rivera Filomeno, en la que se consideró el Proyecto de la Cámara 1845.

“La aprobación del P. de la C. 1845 y medidas de igual naturaleza, las cuales no tienden a considerar los costos de implementación, así como tampoco las circunstancias únicas en Puerto Rico tienen como consecuencia afectar seriamente las empresas con presencia comercial en Puerto Rico y desincentivar el establecimiento de nuevos negocios. Requerirle a los comerciantes comprar botellas de agua, si no es parte de su menú, implica una intromisión indebida en los negocios y le impone cargas económicas a los comercios”, dijo en su ponencia Candelaria de Jesús, citada en el comunicado del Senado.

Por su parte, el senador Rivera Filomeno dijo discrepar con la posición de la Cámara de Comercio cuando hace la observación de que es una intromisión indebida e innecesaria del gobierno en la actividad comercial.

“Yo creo que no. El deber del gobierno, y nosotros tenemos que mirar la política pública que implantamos como País, pues tenemos que mirar todos los aspectos. Yo creo que en el aspecto de la salud y de la nutrición, en toda sociedad, es uno de los aspectos más importantes. Lejos de que sea una intromisión indebida o innecesaria es todo lo contrario. Ése es nuestro deber ministerial. Sería una irresponsabilidad de nosotros como legisladores, como gobierno, como Legislatura, si no entramos”, dijo el legislador.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.