Alegan se detiene el uso de cenizas de carbón en vertedero de Ponce

jca-155x15511PONCE  – Líderes ambientales y comunitarios del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) del sur, junto a miembros de la comunidad Punta Diamante de Ponce, visitaron las instalaciones del vertedero de la compañía Republic Waste, ante la preocupación de los residentes cercanos por la disposición de desperdicios de cenizas de carbón o Agremax en el mismo.

El legislador municipal del PIP en Ponce, Justiniano Díaz y los líderes comunitarios Nelson “Neco” Pagán y Jomarie Ramos Rodríguez, coordinaron la visita al vertedero como seguimiento a discusiones que se han dado en la comunidad La Cotorra por el depósito de cenizas de carbón en el lugar. Junto a éstos estuvieron Víctor Alvarado Guzmán, asesor ambiental del PIP en el Senado, el biólogo Luis Martínez, Manolo Díaz, líder comunitario de Peñuelas, y el doctor en química y profesor ponceño José Escabí.

“Fue una inspección muy interesante y fructífera al vertedero. Descubrimos que se estuvo usando por años las cenizas de carbón para solidificar los desperdicios líquidos, pero desde principios de este año se detuvo su uso. Los representantes de la compañía dicen que fue por alguna estrategia de negocios, pero sospechamos que realmente la decisión estuvo influenciada por la denuncia pública que se hizo a través de los medios de comunicación ponceños en diciembre del año pasado”, comentó el profesor Escabí en un comunicado de prensa.

Explicó que es un error de la Junta de Calidad Ambiental (JCA) permitir el depósito de las cenizas de carbón o el Agremax en los vertederos ya que realmente son desperdicios tóxicos.

“Para la JCA y para las agencias federales las cenizas no son tóxicas, a pesar de que existen estudios que demuestran que sí lo son. El manejo en los vertederos de este material tóxico pone en peligro la salud de los trabajadores y de los residentes de comunidades cercanas. Como es el caso de la comunidad de la Cotor a donde sus residentes han dicho que cuando se depositaban las cenizas en el vertedero, las mismas eran transportadas por el viento hasta sus casas. Eso definitivamente tiene un efecto en la salud”, recalcó.

Por su parte, el legislador municipal del PIP hizo un llamado a la alcaldesa de Ponce, María “Mayita” Meléndez Altieri y a la Legislatura Municipal a ordenar a los administradores del vertedero a no permitir nunca más el uso de las cenizas de carbón o Agremax.

“La realidad es que Republic Waste sigue teniendo permisos para depositar las cenizas tóxicas producidas por la carbonera AES de Guayama, pero el municipio podría impedir su uso. En el caso de Salinas, Republic Waste no pudo usar las cenizas en el vertedero porque existía una Ordenanza que lo prohibía y porque la alcaldesa salinense no les permitió usarlas. Mañana mismo la Legislatura Municipal de Ponce podría aprobar la Ordenanza y la alcaldesa Meléndez hacer una llamada al vertedero, y esas tóxicas cenizas de carbón o Agremax no volverían a entrar nunca más. Sólo falta voluntad”, dijo.

Por otra parte, Víctor Alvarado Guzmán, sostuvo que actualmente es un desastre ambiental y salubrista el uso y transporte de las cenizas de carbón a los vertederos en Puerto Rico. “En el vertedero de Humacao existe un peligro obvio al ambiente y a la salud pública, pues la cantidad de cenizas tóxicas de carbón que están amontonadas en el lugar es inmanejable. Además, usar las cenizas para tapar la basura a mediano o largo plazo les causará un problema de manejo de lixiviados y eso encarecerá el manejo de los desperdicios. Y como siempre la Junta de Calidad Ambiental (JCA) da los permisos, pero no inspecciona ni supervisa estas situaciones”, criticó.

Todos los presentes en la visita al vertedero dijeron que esperan que los administradores del vertedero de Ponce, quienes los atendieron con mucha amabilidad, decidan no volver a utilizar las cenizas de carbón o que la administración municipal ponceña tome acción al respecto.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.