Son urgentes y viables las medidas radicales para atender la crisis fiscal

Rafael-BernabeSAN JUAN  – El portavoz del Partido del Pueblo Trabajador (PPT) Rafael Bernabe, insistió el miércoles en que una moratoria al pago de la deuda, seguida por una auditoría y una renegociación son las medidas viables y radicales que urge aplicar para atender la crisis fiscal del gobierno, que no se va a resolver con mayores impuestos regresivos a la clase trabajadora, como el impuesto al valor añadido (IVA), ni con más medidas de austeridad que ponen en peligro los servicios públicos.

Bernabe afirmó que ahora no es la primera vez que se plantea sin rodeos que la deuda es impagable y que será necesario renegociarla, pues su colectividad lleva un año planteando lo mismo.

“Desde febrero de 2014, hemos explicado que, mientras la economía no crezca, la deuda no puede pagarse y que, mientras la economía esté agobiada por la deuda, no podrá crecer. Hemos advertido que el gobierno va hacia la quiebra, hacia el impago, y que por eso debemos tomar acción antes de llegar a ese punto. Cuando el gobierno ha vuelto a emitir deuda, en condiciones cada vez más onerosas, hemos denunciado que nos están metiendo en un hoyo cada vez más profundo. Hemos propuesto que se declare una moratoria al pago de la deuda, que se realice una auditoría de la deuda y que se renegocie”, recordó el excandidato a la gobernación en un comunicado de prensa.

El portavoz vio con buenos ojos que al fin se reconozca la magnitud de la crisis y de las medidas necesarias para enfrentarla, aunque lamentó que no se haya escuchado al PPT hace un año para abrir un debate tan importante.

“También son lamentables los gestos de impotencia de tanto supuesto experto. Hay una queja constante de que no tenemos marco jurídico, de que no tenemos experiencia, de que no podemos hacer nada sin traer consejeros de Wall Street. La realidad es que ni las moratorias, ni las auditorías, ni las renegociaciones son cosas nuevas o inéditas. Son muchas las experiencias recientes, como Ecuador, Argentina e Islandia, en las que la auditoría y, en algunos casos, la moratoria han tenido un efecto positivo. Es cuestión de estudiar. Una auditoría, por ejemplo, permite atender el problema de los diversos tipos de bonistas que se podrían ver afectados por la moratoria y renegociación, como las cooperativas. Si hace falta un nuevo marco jurídico o institucional, hay que crearlo y traer consejeros, no solo de Wall Street, sino también de otras partes. Lo que debe quedar claro es que, si vamos a renegociar, es para defender al país, no para someterlo más”, recalcó.

Por otro lado, el profesor universitario reconoció que lo que el PPT está proponiendo es una acción compleja que puede requerir sacrificios pero aseguró que estos son los sacrificios que le darían una nueva oportunidad al país contrario a la medicina amarga del PNP y del PPD que no ha solucionado nada.

“Durante todo el 2014 insistimos que esta nueva política ante la deuda debe estar acompañada por: primero, una verdadera reforma contributiva, que revise la caduca política de exención contributiva; segundo, un plan de desarrollo integral con amplía participación pública y cooperativa, que enfatice la reinversión en el país; tercero, por una reforma gubernamental con participación laboral y ciudadana para reducir el malgasto; y cuarto, por un planteamiento al gobierno federal sobre la conveniencia mutua de diseñar un plan de reconstrucción económica para Puerto Rico” explicó.

Aunque indicó que es una buena señal que importantes sectores comiencen a asumir algunas de las ideas y planteamientos del PPT, Bernabe advirtió que muchos todavía persisten en atribuir el problema del déficit fiscal y el estancamiento económico a causas equivocadas.

“Ya se dice otra vez que el gobierno es demasiado grande, que acapara los recursos y estrangula el desarrollo. Escuchamos a Ricky Rosselló planteando que hay que reducir el gobierno y confiar en el sector privado. Por otro lado, el representante penepé Johnny Méndez alaba la ley 7 y las Alianzas Público-Privadas de Fortuño. Esto cuando ya sabemos que esas medidas, sobre todo la primera, tuvieron un efecto depresivo en la economía del país. De igual forma, el economista Elías Gutiérrez plantea que el gobierno lo acapara todo. Es el mito del gigantismo gubernamental. La realidad es que más de 20 estados de Estados Unidos tienen más empleados públicos por habitante que Puerto Rico. En lo que Puerto Rico está último es en empleos privados por habitante. No padecemos de gigantismo gubernamental, padecemos de raquitismo empresarial”, aseguró.

Según Bernabe, el problema no es que el gobierno acapare demasiados recursos, sino lo opuesto.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.