República Dominicana: Decenas de miles de apátridas y en peligro de expulsión al expirar el plazo de ley de naturalización

notimas_03_withdropshadow_200x69San Juan, Puerto Rico- Decenas de miles de personas nacidas en la República Dominicana, la gran mayoría de ascendencia haitiana, están en peligro de ser expulsadas de ese País desde el pasado domingo, 1 de febrero, al expirar el plazo para presentar su petición de regularizarse como consecuencia de la Ley sobre Naturalización, así lo manifestó Amnistía Internacional.

De acuerdo a cifras de las autoridades dominicanas, hasta el pasado 9 de enero, sólo unas 5,345 personas se han inscrito en el programa de regularización establecido por la Ley. Al no existir una extensión al plazo de inscripción, esta cifra representa menos del 5% de las 110,000 personas que según se estima, tenían derecho a inscribirse.

“Ya es hora de poner fin a esta crisis. La simple realidad es que, cuando nació la inmensa mayoría de estas personas, la ley dominicana entonces vigente las reconocía como ciudadanas. El privarles de ese derecho, y crear a continuación unos obstáculos administrativos insalvables para poder quedarse en el País, constituye una violación de sus derechos humanos”, manifestó Erika Guevara Rosas, Directora del Programa para América de Amnistía Internacional.

La Ley 169/14 priva retroactivamente de la nacionalidad dominicana a miles de personas de ascendencia extranjera y crea dos categorías de individuos: los que en algún momento se inscribieron en el Registro Civil Dominicano, y aquellos cuyo nacimiento no se declaró.

De hecho, la mayoría de las pertenecientes al primer grupo, a las que ya se les debió haber devuelto su nacionalidad dominicana en un procedimiento rápido, llevan meses esperando, obligándolos a inscribirse como extranjeros y volver a solicitar, partiendo de cero, la ciudadanía dominicana. Eso significa que las personas que no estén inscritas en el sistema, perderán la posibilidad de recibir alguna vez la ciudadanía dominicana.

“Aunque estas personas puedan permanecer en la República Dominicana su futuro será terriblemente incierto; lo cierto es que el contar con la ciudadanía legal puede ser esencial para tener acceso a la educación, la atención médica y el trabajo, entre otros derechos fundamentales”, indicó Guevara Rosas.

Ya se ha informado sobre algunas expulsiones. El 27 de enero, 51 personas, entre ellas 30 niños nacidos en la República Dominicana, algunas de sus madres y otros 14 adultos fueron expulsados -sin el debido proceso- a Haití desde la República Dominicana.

“El Gobierno debe tomar ya medidas urgentes para restaurar plenamente la nacionalidad dominicana a las miles de personas vulnerables que han nacido, vivido y trabajado en el País durante decenios”, insistió Guevara Rosas.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.