Pierluisi anuncia nuevos aviones y nueva misión antidrogas de la Guardia Nacional Aérea

UnknownSAN JUAN  – El comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, anunció el miércoles que la Fuerza Aérea de Estados Unidos, transferirá nueve aviones RC-26 a la Guardia Nacional Aérea de Puerto Rico como parte del presupuesto solicitado por el presidente Barack Obama al Congreso para el año fiscal 2016.

“Estoy sumamente complacido con esta propuesta que he apoyado fuertemente en conversaciones con la Fuerza Aérea de Estados Unidos y la Oficina de la Guardia Nacional de Puerto Rico. Creo que el uso de los RC-26 para llevar a cabo operaciones antinarcóticos en el Caribe, América Latina y otras regiones es una misión ideal para la Guardia Nacional, dada la ubicación geográfica de Puerto Rico, el dominio del idioma Español de sus pilotos bilingües, y el hecho de que la violencia relacionada a las drogas es un serio problema en la isla. Con estos aviones y esta misión, la Guardia Nacional será capaz de hacer una contribución vital para la seguridad nacional de los Estados Unidos y de proporcionar apoyo a las agencias del orden público, federales y locales en Puerto Rico”, expresó Pierluisi en un comunicado de prensa.

Indicó que la Guardia Nacional Aérea usará estos aviones para llevar a cabo operaciones críticas contra el narcotráfico, sobre todo en el hemisferio occidental. Esta misión beneficia directamente a Puerto Rico, dado que la isla es un punto de trasbordo para las organizaciones de narcotráfico que buscan transportar drogas de Sudamérica a la parte continental de Estados Unidos.

Señaló que según la propuesta de la Fuerza Aérea, se entregarían dos aviones en enero o febrero de 2016; dos en noviembre o diciembre del mismo año; y los cinco restantes en mayo o junio de 2017, mientras que el entrenamiento a bordo de las naves a los miembros de la Guardia Nacional comenzaría en marzo de 2016.

Pierluisi detalló que el RC-26 es un avión altamente móvil de inteligencia, vigilancia y reconocimiento utilizado en operaciones antinarcóticos. El avión provee para la observación aérea, así como para fotos y vídeo de movimiento, que permite que se vigile, y consecuentemente se atrape, a los sospechosos. Normalmente los RC-26 son tripulados por dos pilotos y un operador de sistema.

De acuerdo con el funcionario, si la propuesta de la Fuerza Aérea es aprobada por el Congreso, los RC-26 serían transferidos a la 156ta División Aérea de la Guardia Nacional, ubicada en la Base Aérea Muñiz, en los predios del Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín en Carolina.

Precisó que actualmente, esa División Aérea de la Guardia Nacional vuela seis C-130H, que serían sustituidos por los nueve RC-26 y retirados del servicio en el ejército de los Estados Unidos. Sus fuselajes son viejos y no están equipados con la tecnología moderna necesaria para llevar a cabo las misiones. Como resultado, la 156ta División Aérea de la Guardia Nacional ha estado limitada en los tipos de operaciones que puede realizar.

“Desde que me convertí en comisionado residente, he sido un defensor activo de la 156ta División Aérea de la Guardia Nacional en un esfuerzo por asegurar que obtiene una flota estable de aviones y una misión de vuelo adecuada. Como parte de este esfuerzo he sostenido conversaciones con numerosos funcionarios federales, entre ellos el entonces secretario de la Fuerza Aérea, Michael Donley. La Guardia Nacional Aérea de Puerto Rico tiene capacidades únicas que ningún otro estado o territorio poseen, y es importante que estas capacidades se utilicen al máximo”, sostuvo Pierluisi.

“Voy a hacer todo lo que esté a mi alcance para apoyar la propuesta de la Fuerza Aérea para transferir los nueve RC-26 a la Guardia Nacional Aérea de modo que la 156ta División Aérea pueda llevar a cabo operaciones antinarcóticos. Estoy seguro de que esta misión va a mejorar aún más la seguridad en Puerto Rico, así como la seguridad nacional de forma más general”, finalizó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.