Llueven las reacciones ante la nueva degradación de bonos del gobierno

notimas_squared_01111211SAN JUAN  – Luego de que la casa acreditadora Standard and Poor’s degradó el jueves el crédito del Gobierno de Puerto Rico, las obligaciones generales del gobierno central, así como los bonos de la Corporación para el Financiamiento del Impuesto a la Venta (COFINA) y los bonos de la Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura (AFI); las reacciones no se hicieron esperar.

El secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Jorge Colberg Toro, dijo que la opinión de Standard and Poor’s “no nos sorprende ya que mantiene su posición pesimista y ajena al bienestar de los puertorriqueños”, al asegurar que “la continua presión de esta firma para provocar medidas abruptas como el despido masivo de empleados públicos no está en línea con la política pública de esta administración”.

“Nosotros continuaremos tomando las medidas necesarias para enderezar las finanzas públicas de forma responsable y sin despedir empleados. La transformación que proponemos al sistema tributario establecerá un régimen de recaudos más justo que fomenta la productividad del país y el crecimiento económico necesario para superar la situación fiscal heredada”, dijo Colberg en declaraciones escritas.

Mientras tanto, el presidente del Partido Nuevo Progresista (PNP) y comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, dijo en un comunicado que como ha “advertido repetidas veces, la Reforma Contributiva y el IVA continúa generando altos niveles de preocupación en todos los sectores, y ahora se une S&P degradando a COFINA a nivel de chatarra, los únicos bonos que nos quedaban por encima de ese nivel”.

“Todas estas degradaciones responden a un problema fundamental: la falta de credibilidad de esta administración. ¿Cuánto más hará falta para que AGP se dé cuenta de que su gestión va por mal camino y nos está llevando a la ruina total?”, cuestionó Pierluisi.

Aunque por separado, el aspirante a la gobernación por el Partido Nuevo Progresista (PNP), el doctor Ricardo Rosselló, también opinó que la credibilidad de la administración García Padilla “está en caída libre”.

“La falta de transparencia y la constante improvisación que han demostrado con la Ley de Quiebra Criolla y ahora más reciente con la propuesta del IVA, lleva a que el mundo entero ponga en duda la capacidad de esta administración de atender los problemas graves fiscales”, explicó por escrito Rosselló.

Por su parte, la expresidenta de la Cámara de Representantes, Jenniffer González Colón, comentó que la determinación de inconstitucionalidad por parte del Tribunal Federal de la propuesta de “Quiebra Criolla y la propuesta de un sistema contributivo que “a toda vista agravará la inestabilidad económica de la Isla”, son las claras causas de que la firma crediticia Standard & Poor’s degradara, nuevamente, los bonos del Gobierno de Puerto Rico.

“Justo un día después de la radicación del proyecto del IVA, al igual que el año pasado justo después de la aprobación del proyecto de quiebra criolla, las casas acreditadoras desconfían de las decisiones y la improvisación constante de esta administración para todos los asuntos fiscales. El gobierno no ha demostrado tener un plan de desarrollo económico ni un plan de eficiencia en la fiscalización de recaudos; mucho menos a recortado los gastos, por lo que cada acto constituye un indicador de riesgo previsible de incumplimiento con nuestras obligaciones”, expresó González en un comunicado de prensa.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.