La AAA solicita al Senado los embalses que administra la AEE.

AAA6-155x155212311EL CAPITOLIO  – La Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) planteó el martes en vista pública, la idea de que para maximizar el uso de los embalses de Puerto Rico y a su vez se le dé el mantenimiento adecuado, todos los embalses que tiene sistemas hidroeléctricos y que actualmente son propiedad de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), sean transferidos a la AAA.

“Solicitamos a esta Comisión que se nos apoye en esta iniciativa que a nuestro juicio promete mucho para Puerto Rico”, sostuvo el presidente ejecutivo de la AAA, Alberto Lázaro Castro, quien estuvo representado por Duhamel Rosario y Mauricio Olaya en las vista públicas de la Comisión de Recursos Naturales y Ambientales, que preside el senador Cirilo Tirado Rivera sobre el Proyecto del Senado 1047, que propone crear la Ley de Embalses de Puerto Rico.

En su declaración escrita, Lázaro Castro mencionó que “en la Autoridad conocemos la necesidad de velar por la salud de los embalses y estamos comprometidos a los esfuerzos viables que cumplan dicho propósito. Sin embargo, la responsabilidad y esfuerzo tiene que ser multisectorial y no puede recaer virtualmente de manera exclusiva en la AAA. Por ello, recomendamos que se fortalezcan las entidades gubernamentales estatales que actualmente tiene jurisdicción y poseen la facultad de imponer multas administrativas por actividades que afectan negativamente los embalses. Las multas que se impongan por esas causas pueden nutrir el fondo especial que se crea en la medida para generar proyectos que extiendan la vida útil de los embalses”.

Por otra parte, informó que la AAA le paga a la AEE por la extracción de agua de sus embalses aproximadamente 6 millones de dólares anuales. A su vez la AAA pagó al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), 700 mil dólares aproximadamente, en el pasado año fiscal por la extracción de agua de Cerillos.

De otra parte, el director ejecutivo de la AEE, Juan Alicea Flores, quien estuvo representado por los ingenieros Hernán Mas y Juan Ortiz, comentó que que debe considerarse que la crisis fiscal que enfrentan las agencias gubernamentales y la escasez de recursos hará difícil cumplir de manera efectiva e íntegra con los objetivos propuestos en esta medida sin que se afecten los servicios al pueblo.

En tanto, la secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, Carmen Guerrero Pérez, representada por Merangeli Santiago Santiago y María Elena Torres, expresó en sus declaraciones escritas que “imponer una prohibición sobre los vehículos de navegación y embarcaciones con motor que utilicen derivados del petróleo como combustible, podrían poner en jaque cerca de 1.5 millones de dólares destinados a los proyectos de pesca y vida silvestre recibidos por el Departamento. Además dejará sin efecto la construcción de nuevos proyectos para los Embalses Loíza y Toa Vaca, Éstos se encuentran en la fase de planificación y diseño, pero también limitará de forma irreversible la aportación provista por estos proyectos en otros factores”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.