Jueza Presidenta Fiol Matta exhorta a los nuevos abogados y abogadas a ser verdaderos instrumentos de la justicia

tribunal-supremo1-300x2001SAN JUAN  – La jueza presidenta del Tribunal Supremo, Liana Fiol Matta, encabezó el jueves, una sesión especial del Alto Foro en la que prestaron juramento doscientos noventa y dos nuevos abogados y abogadas.

Durante la ceremonia, que tuvo lugar en el Centro de Bellas Artes de Guaynabo, Fiol Matta invitó a los nuevos letrados y letradas a pensar en el estado de la profesión jurídica en Puerto Rico y en cómo podrán contribuir cada uno y cada una a lograr que su práctica sea “un instrumento de justicia”.

“En esta tarde, les propongo que pensemos sobre el estado de la profesión jurídica en Puerto Rico, y cómo podemos contribuir para que sea, verdaderamente, un instrumento de justicia. No es secreto que muchos sectores de la sociedad consideran que nuestra profesión está decayendo. Sin embargo, puedo dar fe que nuestro gremio cuenta con abogados y abogadas competentes, trabajadores, dedicados y de una integridad profesional y personal encomiable. A ese grupo de profesionales es al que ustedes se unen hoy. Les exhorto a que entren con bríos, nuevas ideas y mucha energía y fuerza. Nos tocará trabajar juntos todos los días, ustedes como abogados y abogadas, nosotros como jueces y juezas. Hagámoslo con transparencia y responsabilidad, para fortalecer la imagen de la profesión a la que pertenecemos y ganarnos el respeto de nuestra gente”, expresó la jueza presidenta en un comunicado de prensa.

Fiol Matta también compartió con los nuevos abogados y las nuevas abogadas lo que catalogó como estándares básicos, que según su experiencia son buenas zapatas para sostener una práctica del derecho que deje huellas. El primero de ellos, aseguró, es la creatividad.

“Uso el término creatividad como la aplicación de nuestro ingenio y la capacidad de ser líderes ante la necesidad de cambios. La creatividad es una herramienta que nos permite reinventarnos y ser mejores todos los días”, explicó para de inmediato añadir que la creatividad “tiene que ser compatible con la dedicación al desarrollo profesional”.

El próximo principio señalado por Fiol Matta es la empatía. Según explicó, “la empatía es lo que nos permite entender, realmente, las situaciones de las personas y comunidades por quienes abogamos. Sólo cargando su equipaje, le podremos dar un trato justo y de calidad. Debemos aprender a escuchar; a conocer y comprender al otro”, aseveró.

El acceso a la justicia, que fue el siguiente principio destacado por la Jueza Presidenta como esencial para el desempeño de la profesión legal, es para ella garantía básica de una sociedad democrática. “Con la frase acceso a la justicia nos referimos al conjunto de condiciones que facilitan el uso equitativo de los mecanismos y procesos establecidos para prevenir la violación de los derechos, para la solución de controversias y para la obtención de remedios legales”, indicó, para luego afirmar que “la realidad es que sin acceso eficaz a los tribunales los derechos tienden a quedarse en aspiraciones frustradas o en promesas que no se cumplen”.

Finalmente, Fiol Matta les urgió a proponerse cambiar el mundo.

“Cambiemos el mundo, no a través de grandes actos heroicos, sino haciendo la diferencia, día a día. Lo haremos si priva en nosotros la cordialidad y la sensibilidad, la empatía y la calidad humana. Siempre dando el mejor servicio, el más profesional, actuando con sentido de responsabilidad y rectitud, hacia a los compañeros y compañeras de profesión y hacia la función judicial. Estos actos, que desde lejos pueden parecer rutinarios, en conjunto forman una profesión jurídica fuerte, encomiable y justa”, afirmó.

El grupo que prestó juramento hoy tomó la reválida en septiembre 17 y 18 de 2014. Está integrado por 165 abogadas y 127 abogados.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.