IVA será la ‘muerte’ de la clase media puertorriqueña

capitolio-300x2002EL CAPITOLIO – La implementación del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) de un 16 por ciento, como supuestamente está descrito en el informe de KPMG, en esencia convertirá a Puerto Rico en un “estado de dependencia”, sin ninguna oportunidad para desarrollar la economía privada, aseguraron los representantes del Partido Nuevo Progresista (PNP), Ricardo Llerandi Cruz y Ángel Muñoz Suárez.

Los legisladores estadistas aprovecharon para solicitar a los presidentes de los cuerpos, Jaime Perelló y Eduardo Bhatia, en la Cámara de Representantes y Senado respectivamente, un compromiso de no imponer un IVA de 16 por ciento debido que con eso básicamente se “eliminaría la clase media puertorriqueña”.

“El tiempo para hablar de los alegados beneficios de esta mal llamada reforma contributiva ya terminó. Hoy sabemos que el golpe al pueblo será de, por lo menos, un 16 por ciento. Esto será el final de la empresa privada. Se acabaran las jugosas ventas de Navidad. Se terminaron las largas filas para comprar materiales en el regreso a la escuela. Con esta imposición desmedida, Puerto Rico se convertirá en un estado de dependencia donde la mayor fuente de ingresos terminará siendo las ayudas federales como el Programa de Asistencia Nutricional (PNP). Con esto, el Partido Popular Democrático acabará destruyendo la clase media puertorriqueña”, señaló Llerandi Cruz en un comunicado de prensa.

Por su parte, Muñoz Suárez advirtió sobre el efecto detrimental que tendrá el IVA en la población envejecientes de la Isla.

“Las personas de la tercera edad, que dependen, en su gran mayoría, de ayudas para comprar sus alimentos y medicinas, sufrirán el mayor golpe. Esta imposición del 16 por ciento equivale a una sentencia a la pobreza para sobre 800,000 personas. Algunos populares dicen que no le impondrán el IVA a las medicinas, pero por otro lado hay líderes de ese partido, así como economistas contratados por la administración de Alejandro García Padilla que dicen que sí. La realidad es que el costo será nefasto para nuestra gente”, dijo el representante por Aguada, Añasco, Moca, Rincón y Mayagüez.

Tanto Llerandi Cruz, quien representa los municipios de Arecibo y Hatillo, como Muñoz Suárez, reclamaron por la intervención de la Legislatura para evitar “otro asalto al bolsillo de la gente”.

“No hay plan económico ninguno para desarrolla la economía, ninguno. El único plan de Melba Acosta y García Padilla es imponerle más carga contributiva a la gente. Mi exhortación a los líderes legislativos del partido popular es que escuchen al pueblo y detengan la imposición de un IVA de 16 por ciento. No hay espacio para esa carga. El gobierno quiere recaudar unos $6,665 millones al año con esto a costa de detener la poca actividad económica que ahora hay. El IVA marcará el final de la economía local privada”, dijo Llerandi Cruz, quien aseguró que miles de pequeños comercios no podrán con la carga y terminaran en quiebra.

Muñoz Suárez arremetió contra el alegado plan de rembolsos contributivo que programa el gobierno para, alegadamente, mitigar el detrimental efecto del IVA.

“Los rembolsos contributivos que alega el informe serán de 1,420 millones de dólares son una fantasía. Todavía en Puerto Rico existen contribuyentes que no han recibido sus reintegros. Todavía hay compañías que tampoco han recibido sus cheques de reintegros. ¿Cómo es posible que el gobierno entonces reintegre 1,420 millones de dólares en un año? Esto es ilusorio. Basta ya de mentiras. Basta ya de mayores impuestos”, indicó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.