Humillante suplicar que permitan a la isla acogerse a ley de quiebra federal

foto.diariodepuertorico.com

foto.diariodepuertorico.com

EL CAPITOLIO – La portavoz senatorial del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago Negrón, calificó como humillante el martes la resolución concurrente número 41 aprobada que pide al Congreso y al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, la aprobación del H.R. 870 presentado por el comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, para que permita a Puerto Rico reestructurar sus deudas bajo el Capítulo 9 del Código de Quiebras de Estados Unidos.

“La propuesta del senador Larry Seilhamer es en reacción a la determinación del tribunal de los Estados Unidos en Puerto Rico en el caso que se presentó para impugnar la ley de quiebra que aprobó esta Asamblea Legislativa. Esa determinación la tomó un juez nombrado por un Congreso en el cual nosotros no tenemos ninguna participación. Esta determinación representa con absoluta precisión lo que significa estar sometidos a un régimen político inferior. Ese juez dictaminó que el ELA es tan insignificante, tan impotente, que no sirve ni para declararnos en bancarrota. Ni eso podemos hacer los puertorriqueños”, sentenció la líder independentista en un comunicado de prensa sobre la resolución aprobada el lunes en el Alto Cuerpo.

Para la senadora Santiago Negrón, la ley de quiebra federal está vedada para Puerto Rico, “porque el Estado Libre Asociado, que ni es un estado, ni es un país libre, ni tiene ningún trato de asociación con los Estados Unidos, no es más que una criatura del Congreso” creada como cualquier otra instrumentalidad del gobierno federal. El ELA, la estructura bajo la cual nosotros operamos, no existe como resultado de la voluntad democrática de los puertorriqueños. Existe porque hay una ley aprobada por los norteamericanos que lo permite. Y ante esa realidad, ahora se recurre al papel triste de pedirle a los Estados Unidos que, por favor, sean tan condescendientes y tan gentiles y nos permitan acogernos a su ley de quiebras”.

La portavoz del PIP indicó que desde la perspectiva del Partido Nuevo Progresista (PNP) es entendible que persigan la vía integracionista que representa incluir a Puerto Rico bajo la ley de quiebra federal. “Pero que habría sido de esperarse que el Partido Popular optara por reclamarle a los Estados Unidos que nos reconocieran la capacidad de crear nosotros los puertorriqueños un mecanismo para manejar la deuda”, expresó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.