Federales en operativo en residencial de Manatí

FBI_bg-408x264-300x16811

MANATÍ  – Las autoridades federales realizaron un operativo desde horas de la madrugada del jueves en el residencial Villa Evangelina de Manatí, en el que arrestaron a 25 personas que fueron acusadas el miércoles por un gran jurado federal por conspiración para poseer con intención de distribuir sustancias controladas.

La fiscal federal Rosa Emilia Rodríguez, informó en un comunicado de prensa que la agrupación distribuía Xanax, Percocet, marihuana, heroína y crack, dentro de mil pies cerca del mencionado residencial público. Según trascendió, se presume que desde el 2010, esta ganga logró ganancias de cerca de 6 millones de dólares.

Rodríguez precisó que entre los detenidos están Héctor Omar “Omaki” Figueroa Quiñonez; Juan “Pablo” Serpa Candelaria; Ángel M. “El Gallo” Ortiz De Jesús; Miguel “Black Tattoo” Torres Cruz; Jonathan J. “Cochi” Ortiz Salgado; Luis E. “Bebo” Rivera Pares; Francisco J. “Mickey Bay” Martínez Moreno; Christian “Gordo” Mercado Figueroa; José M. Pizzaro Mezquita; Clem J. Martíne Natal; Mirna Liz “Lizzi” Torres Pérez; Elvin Omar Millán Huertas y José M. “Bizcocho” Rodríguez Lugo.

También fueron detenidos, según la funcionaria, Adonis “Lobo” Rivera Carrero; David “Davo” Ortero Lugo; Jorge A. “Jorgie” Torres Figueroa; Víctor Manuel “El Viejo” Ortiz Salgado; Billy “Billi” Rosario Maldonado; Ángel Xavier “Xavi” González Nieves; Melvin Leonardo “Hueso” Sepa Sepúlveda; Hiram Díaz Meléndez; Kelvin “Kelvin Gordo” Candelaria Ortiz; John Félix “Palleta” González Pérez; Juan Carlos “Cani” Matos Santos y Félix “Chino Milla” Aldea Ferrer.

La fiscal federal precisó que la organización tenía seis líderes o dueños de puntos de droga; un suplidor de narcóticos; por lo menos cuatro corredores; 11 vendedores, entre otros.

Por otro lado, señaló que seis de los imputados enfrentan un cargo por posesión de armas durante una transacción de tráfico de drogas. Éstos presuntamente utilizaron la fuerza, la violencia, amenazas e intimidación para poner disciplina al resto de los miembros de su propia organización.

Por su parte, el jefe del Negociado Federal de Investigaciones en la isla (FBI por sus siglas en inglés), Carlos Cases aseguró que los detenidos enfrentarán todo el peso de la ley.

Trascendió que en la intervención colaboran efectivos del FB, Inspectores Postales y el Strike Force de Arecibo de la Policía de Puerto Rico. El fiscal federal Edward Veronda está a cargo del caso. Los detenidos se enfrentan a sentencias de entre 10 años en prisión y cadena perpetua. Los arrestados se presumen inocentes hasta que se les pruebe lo contrario.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.