Federales condenan ex policía por perjurio durante investigación de derechos civiles

US-FBI-ShadedSeal.svg_WASHINGTON  – El expolicía de Puerto Rico, sargento Antonio Rodríguez Caraballo fue sentenciado el viernes a 46 meses de prisión y tres años de libertad supervisada por hacer una declaración falsa bajo juramento ante el gran jurado federal que investiga violaciones de los derechos civiles derivadas de la paliza y muerte de José Luis Irizarry Pérez, de 19 años, anunció la secretaria de justicia auxiliar Vanita Gupta de la División de Derechos Civiles, la fiscal federal Rosa Emilia Rodríguez, y el director del FBI en la isla, a Carlos Cases.
“Cuando los que han jurado defender la ley y proteger a otros optan por abusar de su poder y posición, socavan la confianza del público en el sistema judicial y las instituciones gubernamentales”, dijo Rodríguez Vélez en un comunicado de prensa.

Según la discal federal, Rodríguez Caraballo se declaró culpable de perjurio por proporcionar información falsa a un jurado investigador en relación con lo que observó durante la paliza que propiciaron a Irizarry Pérez. Otro ex policía Puerto Rico ya ha sido condenado por su conducta obstructiva durante la investigación federal sobre el incidente, mientras que otros cuatro agentes de la Policía de Puerto Rico, que también se declararon culpables, están a la espera de sentencia por su participación en la golpiza y posterior obstrucción de la investigación.

Según los documentos presentados en relación con las declaraciones de culpabilidad, dos ex oficiales de la Policía de Puerto Rico violaron los derechos constitucionales de Irizarry Pérez al golpearlo con sus bastones de la Policía, mientras que otro ex policía contuvo físicamente a Irizarry Pérez durante una celebración de la noche electoral en el Residencial Las Colinas en Yauco, Puerto Rico, el 5 de noviembre, 2008.

El juez federal Juan Pérez Giménez emitió la sentencia, que será seguida por tres años de libertad supervisada. Durante el período de tres años, el acusado estará bajo supervisión federal, y corre el riesgo de tiempo de prisión adicional en caso de que viole cualquiera de los términos de su libertad supervisada.

“El departamento no va a tolerar a los que violan la santidad del gran jurado por mentir bajo juramento”, dijo la secretaria de Justicia Auxiliar Gupta.

“Tal conducta es especialmente notorio en el caso que nos ocupa, donde un oficial de la ley jurado intentó encubrir un asalto de los agentes de policía por engañar al gran jurado”, añadió.

Este caso fue investigado por la División del FBI en San Juan y está siendo procesado por el consejero litigante principal Gerard Hogan y los abogados litigantes Shan Patel y Olimpia Michel de la División de Derechos Civiles y el fiscal federal adjunto José Contreras del Distrito de Puerto Rico.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.